Al Pie de la Montaña

Desvelos de un tecolote loco

5 IMPORTANTES RAZONES POR LAS QUE NO DEBE TOMAR ESTATINAS

statin-drugs.jpeg

Por el Dr. Mercola

Las estatinas, las cuales disminuyen los niveles de colesterol, son ampliamente aclamadas como el mejor método para reducir los niveles de colesterol, y así prevenir un ataque cardíaco.

Son recomendadas para las personas que tienen “elevados niveles de colesterol”, las personas que tienen enfermedades cardiacas, e incluso para algunas personas sanas, como una forma de medicina preventiva.

Las estatinas se encuentran entre los medicamentos más recetados en el mercado, que toman más de 1 de cada 4 habitantes en los Estados Unidos mayores de 45 años de edad.

Este número, ya inflado, aumentará considerablemente debido a las propuestas de las recomendaciones emitidas este año por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés).

Este consejo asesor federal recomendó el tratamiento con estatinas para personas a entre las edades de 40 y 75 años, que tienen un riesgo del 10 %, o mayor, de problemas cardíacos en los próximos 10 años (según la calculadora en línea AHA-ACC 2013)1–incluso si no han tenido un ataque cardiaco o derrame cerebral.

Está por demás decir que, si es un adulto de los Estados Unidos de 40 años de edad o más, hay una buena probabilidad de que su médico le mencione las estatinas en su próxima visita, por lo que necesita poner de su parte para determinar si estos medicamentos le son verdaderamente adecuados, porque hay una buena posibilidad de que no lo sean.
5 Razones Por las Que No Debe Tomar Estatinas

1. No Funcionan

Las estatinas trabajan para reducir los niveles de colesterol, y conforme sus niveles disminuyen, podría suponer que es una prueba de que se ha vuelto más saludable y de que reduce su riesgo de ataques y enfermedades cardiacas. Pero eso realmente no es cierto.

Hay mucho más involucrado en el riesgo de enfermedades cardiacas, que sus niveles de colesterol. Además, hay pruebas que demuestran que las estatinas en realidad podrían empeorar su salud cardiaca y solo parecen eficaces debido al engaño estadístico.

Un informe publicado en la revista Expert Review of Clinical Pharmacology concluyó que los defensores de las estatinas utilizaron una herramienta estadística llamada Reducción Relativa del Riesgo (RRR, por sus siglas en inglés) para amplificar los triviales efectos beneficiosos de las estatinas.2

Si analiza el riesgo absoluto, las estatinas benefician solo al 1 % de la población. Esto significa que por cada 100 personas tratadas con medicamentos, una persona tendrá un ataque cardiaco menos. Esto no suena tan impresionante, así que los partidarios de la estatinas utilizan una estadística diferente llamada riesgo relativo.

Solo al hacer esta prestidigitación estadística, las estatinas repentinamente se vuelven beneficiosas en un 30 a 50 % de la población. Como explicó STATS en la Universidad George Mason, “Una importante característica del riesgo relativo es que no indica nada sobre el riesgo real.3”

2. Las Estatinas Reducen los Niveles de CoQ10

Las estatinas agotan los niveles de la coenzima Q10 (CoQ10) en su cuerpo, lo que ocasiona muchos de sus resultados devastadores.

Aunque fue propuesto añadir una advertencia de recuadro negro en las estatinas, que lo indicaran, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, emitió un fallo en contra de ello en 2014.

CoQ10 se utiliza para producir energía en cada célula de su cuerpo; y por lo tanto, es vital para tener una buena salud, altos niveles de energía, longevidad y calidad de vida en general.

La forma reducida de CoQ10, ubiquinol, es un componente crítico de la respiración celular y producción de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés).

ATP es una coenzima utilizada como un portador de energía en cada célula de su cuerpo. Si consideramos que el corazón es el órgano más demandante de energía en el cuerpo, podríamos suponer lo potencialmente devastador que posiblemente sería agotar la principal fuente de energía celular del cuerpo.

Así que, si bien, una de las cuestiones por las que las estatinas son famosas es por proteger contra las enfermedades cardiacas, en realidad aumentan el riesgo cuando el cuerpo agota sus niveles de CoQ10.

El agotamiento de CoQ10 causado por los medicamentos es la razón por la que las estatinas podrían aumentar su riesgo de insuficiencia cardíaca aguda.

Así que, si toma estatinas, también DEBE tomar la coenzima Q10, como suplemento. Si es mayor de 40 años de edad, le recomendaría firmemente tomar ubiquinol en vez de CoQ10, ya que este es mejor absorbido por su cuerpo.

En todos los estudios realizados hasta ahora, el ubiquinol ha demostrado ser mucho más biodisponible que su forma no reducida (CoQ10). El Dr. Steven Sinatra, cardiólogo y fundador del New England Heart Center, recomienda tomar al menos 100 miligramos (mg), pero de preferencia 200 mg de CoQ10 de alta calidad o ubiquinol, todos los días.

Un estudio que fue publicado en la revista European Journal of Pharmacology demostró que el ubiquinol efectivamente rescató a las células de los daños causados ​​por la estatina simvastatina, al proteger de esta manera las células musculares de las miopatías.4

La cuestión que la mayoría de las personas no ven es que CoQ10 y ubiquinol son materiales liposolubles biosintetizados en la sangre. El portador es el lípido de la sangre, el colesterol.

El ubiquinol realmente mantiene sus niveles de LDL (a menudo referido como colesterol “malo”) reducidos, ya que es un antioxidante excepcionalmente poderoso.

El colesterol LDL reducido no es un colesterol malo en lo absoluto. Solo la versión oxidada es la que causa los problemas. Así que, al reducir la producción de CoQ10 en su cuerpo, también elimina el mecanismo que evita que su colesterol LDL dañe a su cuerpo.

3. Las Estatinas Reducen los Niveles de Vitamina K2

Un nuevo descubrimiento fue publicado en marzo 2015, y el cual aún no es muy conocido.

La investigación publicada en la revista Expert Review of Clinical Pharmacology reveló que, en contraste con la creencia actual de que reducir los niveles de colesterol con estatinas disminuye la aterosclerosis, los medicamentos en realidad podrían estimular la aterosclerosis e insuficiencia cardíaca.5

En el estudio se discutieron varios mecanismos fisiológicos que demuestran cómo las estatinas podrían empeorar su salud cardiaca, una de ellas es que, inhiben la síntesis de vitamina K2. La vitamina K2 protege a las arterias de la calcificación. Sin ella, los niveles de placa empeoran.

La función biológica de la vitamina K2 es ayudar a mover el calcio a las áreas apropiadas en su cuerpo, como los huesos y dientes. También, desempeña un rol en la eliminación de calcio de las zonas donde no debe estar, tales como las arterias y tejidos blandos.

Según un estudio holandés realizado en 2009, la vitamina K2 fue vinculada con una menor calcificación vascular, incluso en pequeños consumos alimenticios.6

Las estatinas inhiben la función de la vitamina K2 en su cuerpo, lo que significa que tomarlas podía ponerle en riesgo de deficiencia de vitamina K2, un padecimiento conocido por contribuir a una serie de enfermedades crónicas, entre ellas:

Captura de pantalla 2017-04-29 a la(s) 12.06.28.jpg

4. Las Estatinas Disminuyen la Producción de Cetonas

Las estatinas reducen los niveles de colesterol al inhibir a la enzima en el hígado, la cual produce colesterol (HMG coenzima A reductasa). Desafortunadamente esta es la misma enzima que produce no solo CoQ10 sino también cetonas, que son nutrientes esenciales para alimentar a sus mitocondrias.

Las cetonas son moléculas de señalización biológica de vital importancia. Hay tres cuerpos cetónicos, acetoacetato, beta hidroxibutirato y acetona.

Estas son producidas en el hígado (son derivados de la descomposición de ácidos grasos) y su producción aumenta al realizar el ayuno.7 Como señaló la revista Trends in Endocrinology & Metabolism:8

“Los cuerpos cetónicos están surgiendo como reguladores esenciales de la salud metabólica y longevidad, a través de su capacidad para regular la actividad de HDAC [histonas deacetilasas], y por lo tanto, la regulación epigenética de los genes.”

Los cuerpos cetónicos parecen inhibir la función HDAC, que está implicada en la regulación del envejecimiento. Además, los investigadores señalaron que “los cuerpos cetónicos podrían vincular señales ambientales, como la alimentación, a la regulación del envejecimiento.”9

5. Mayor Riesgo de Enfermedades Graves

Debido a que las estatinas agotan los niveles de CoQ10 en su cuerpo, inhiben la síntesis de vitamina K2, y reducen la producción de cuerpos cetónicos, aumentan el riesgo de otras enfermedades graves. Esto incluye:

Cáncer

La investigación ha demostrado que utilizar las estatinas de forma prolongada (10 años o más) incrementa más del doble el riesgo de las mujeres en dos tipos principales de cáncer de seno: el carcinoma ductal invasivo y el carcinoma lobular invasivo.10

De acuerdo con el Dr. Sinatra, las estatinas bloquean la vía de escualeno (el escualeno es el precursor del colesterol), que se considera esencial para prevenir el cáncer de seno.

Además, un estudio independiente demostró que utilizar cualquier estatina, en cualquier cantidad, estuvo relacionado con un riesgo significativamente mayor de cáncer de próstata, y el riesgo aumentó al mismo tiempo que tomar una dosis acumulativa cada vez mayor.11

De acuerdo con una carta al editor publicada en la revista Journal of Clinical Oncology:12

“Se ha descubierto que varios medicamentos que reducen el colesterol–incluyendo a las estatinas– son agentes cancerígenos en roedores, cuando se suministran dosis que producen concentraciones sanguíneas de medicamentos, similares a las obtenidas en el tratamiento de pacientes.

En concordancia, el cáncer de seno apareció en 12 de 286 mujeres en el grupo de tratamiento del ensayo de CARE (El Estudio de Colesterol y Eventos Recurrentes), pero solo en 1 de 290 del grupo de placebo…

En el PROSPER (Estudio Prospectivo de la Pravastatina en los Ancianos en Situación de Riesgo), el cáncer se produjo en 245 de 2 891 pacientes en el grupo de tratamiento, pero solo en 199 de 2 913 en el grupo del placebo…

En el estudio SEAS (Simvastatina y Ezetimibe en Estenosis Aórtica), el cáncer se produjo en 39 de 944 pacientes en el grupo de tratamiento, pero solo en 23 de 929 en el grupo del placebo…

En los dos primeros ensayos con simvastatina, se observó una mayor frecuencia del cáncer de piel sin melanoma, y con un valor estadístico, si los resultados se calculan juntos… Este último descubrimiento podría explicar la actual epidemia de cáncer de piel sin melanoma”.

Diabetes

Asimismo, las estatinas han demostrado aumentar el riesgo de diabetes a través de un sin número de mecanismos diferentes. El más importante es que aumentan la resistencia a la insulina, que podría ser extremadamente perjudicial para su salud.

En segundo lugar, las estatinas aumentan su riesgo de diabetes, al aumentar su nivel de azúcar en la sangre. Las estatinas actúan a través de prevenir que su hígado produzca colesterol.

Como resultado, su hígado devuelve el azúcar a su torrente sanguíneo, lo que eleva los niveles de azúcar en la sangre. Estos medicamentos también agotan ciertos nutrientes valiosos en su cuerpo, lo que también podría afectar a sus niveles de azúcar en la sangre.

Dos nutrientes, en particular, la vitamina D y CoQ10, son necesarios para mantener los niveles ideales de glucosa en la sangre. Un metanálisis realizado en 2011 confirmó que cuanto mayor sea la dosis de las estatinas, mayor será el riesgo de diabetes.

El “número necesario para producir daño” de la dosis intensiva de terapia con estatinas fue de 498 para la diabetes de nueva aparición–que es el número de personas que necesitan tomar el medicamento para que una persona desarrolle diabetes.13 En términos más simples, 1 de cada 498 personas que están en un régimen con estatinas en dosis altas desarrollará diabetes.

Asimismo, los siguientes análisis científicos concluyeron que utilizar estatinas está asociado con una mayor incidencia de diabetes de nueva aparición:

• Un metanálisis realizado en 2010, de 13 ensayos de estatinas, que tuvo 91 140 participantes, encontró que el tratamiento con estatinas estaba asociado con un riesgo 9 % mayor de diabetes incidental.14

En este caso, el número necesario para provocar daño fue de 255, a lo largo de cuatro años; es decir, por cada 255 personas que tomaban medicamentos, una de ellas desarrolló diabetes, como resultado de los medicamentos que tomo durante ese período de tiempo.

• En un estudio realizado en 2009, el uso de estatinas estuvo relacionado con mayores niveles de glucemia en ayunas, en pacientes que padecían y no padecían diabetes, independientemente de otros factores, tales como la edad y el uso de aspirinas, β-bloqueantes o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA, por sus siglas en inglés).15

El estudio incluyó datos de más de 345 400 pacientes durante un período de dos años. En promedio, las estatinas aumentaron los niveles de glucemia plasmática en ayunas en los usuarios de estatinas, que no eran diabéticos, en 7 mg/dL, y en los que eran diabéticos, las estatinas aumentaron los niveles de glucosa en 39 mg/dL.

Enfermedades Neurodegenerativas

Además, el colesterol es esencial para su cerebro, el cual contiene alrededor del 25 % del colesterol en el cuerpo.

Esto es fundamental para la formación de sinapsis; es decir, las conexiones entre sus neuronas, lo que le permiten pensar, aprender nuevas cosas, y formar recuerdos. Así que tal vez no sea sorprendente que se haya reportado la pérdida de memoria estuvo asociada con el uso de estatinas.

Además, recuerde que las estatinas reducen la producción de cetonas. Los cuerpos cetónicos son utilizados como combustible para su cerebro, y también han demostrado la capacidad de proteger contra enfermedades neuronales, convulsiones y enfermedades cerebrales relacionadas con el envejecimiento, la enfermedad de Alzheimer, Huntington y Parkinson.

Incluso, los investigadores de la Facultad de Medicina de Penn State encontraron que las estatinas estaban asociadas con un mayor riesgo de Parkinson.16

De igual manera, los niveles elevados de colesterol total y LDL estuvieron relacionados con un menor riesgo de la enfermedad de Parkinson.

El estudio concluyó que “utilizar estatinas podría estar vinculado a un mayor riesgo de la enfermedad de Parkinson, mientras que tener mayores niveles de colesterol total podría estar asociado con un menor riesgo.”

Trastornos Musculoesqueléticos

Los usuarios de estatinas son más propensos a sufrir de trastornos musculoesqueléticos, lesiones y dolor, en comparación con los que no las utilizan.17 Se ha informado que la mialgia, debilidad muscular, calambres musculares, rabdomiolisis, enfermedad muscular autoinmunológica y enfermedades tendinosas están relacionadas con el uso de estatinas.

Una de las razones de que ocurra esto podría ser la interferencia de estatinas con las proteínas que contienen selenio. Las selenoproteínas, tales como la glutatión peroxidasa que son cruciales para prevenir el daño oxidativo en los tejidos musculares. Según informó Wellness Resources:18

“Bloquear la enzima selenoproteína glutatión peroxidasa es similar a verter gasolina en la zona de la inflamación y los radicales libres, lo que daña el tejido muscular.

En realidad, los científicos describieron este bloqueo de las selenoproteínas que recuerda a la deficiencia de selenio inducida por una insuficiencia cardíaca, conocida como enfermedad de Keshan, que fue identificada por primera vez en los años ‘30s”.

Además, según un estudio publicado en JAMA Internal Medicine:19

“… Utilizar estatinas está relacionado con tener una mayor probabilidad de diagnósticos de padecimientos musculoesqueléticos, artropatías y lesiones… Varios factores podrían explicar los AEs [eventos adversos] músculo-esqueléticos de la terapia con estatinas, incluyendo el efecto inhibidor sobre la síntesis de coenzima Q10, la síntesis de selenoproteínasy la cadena respiratoria mitocondrial.

Además, los estudios in vitro indicaron que las estatinas podrían afectar a los genes de la apoptosis; tener una mala regulación de la apoptosis está asociado con miopatías.

Los estudios patológicos también han demostrado que utilizar estatinas podría estar asociado con una miopatía, al tener niveles normales de creatina quinasa, incluso en ausencia de los síntomas.

Se observó que la miopatía autoinmunológica necrosante asociada con las estatinas era persistente o progresaba a pesar de haber suspendido la terapia con estatinas.”

Cataratas

Un análisis objetivo de las bases de datos de PubMed, EMBASE, y Cochrane encontró que por cada 10 000 personas que tomaban estatinas, había 307 pacientes adicionales con cataratas.20

Esta idea fue sustentada por un estudio independiente de JAMA, que además reveló que el riesgo de cataratas se incrementaba entre los usuarios de estatinas, en comparación con los que no las utilizan.21 Las cataratas son una opacidad del cristalino del ojo y es una causa principal de incidencia de tener una vista deficiente en las personas de edad avanzada.
Si Toma Estatinas, También Asegúrese de Tomar Vitamina K2 y CoQ10

Si decide tomar estatinas, es altamente recomendable tomar un suplemento de vitamina K2. MK-7 es la forma que debe buscar en los suplementos; esta es extraída del producto de soya fermentado japonés llamado natto.

El profesor Cees Vermeer, uno de los principales investigadores del mundo en vitamina K2, recomienda tomar entre 45 mcg y 185 mcg diarios, en el caso de los adultos.

Si toma anticoagulantes, debe tener precaución al tomar dosis más altas, pero si por lo general es sano y no toma ninguno de estos tipos de medicamentos, podría sugerirle que tome 150 mcg por día.

También, necesitará asegurarse de tomar CoQ10 o ubiquinol (su forma reducida) junto con ello. Un estudio evaluó los beneficios de CoQ10 y de la suplementación con selenio, en pacientes con miopatía asociada a estatinas.22

En comparación con los que recibieron el placebo, el grupo de tratamiento experimentó un dolor significativamente menor, menos debilidad muscular y calambres, y menos fatiga.
Cómo Proteger Su Salud Cardiaca

¿Está buscando medidas sin medicamentos para mejorar su salud cardiaca? Estas son algunas de mis principales recomendaciones:

• Reduzca–con el objetivo de eliminar–los granos y azúcares de su alimentación. Es de vital importancia eliminar los granos y azúcares que contienen gluten, especialmente la fructosa.

• Consuma una buena porción de sus alimentos crudos.

• Asegúrese de consumir una gran cantidad de grasas omega-3 de alta calidad, de origen animal, tal como el aceite de kril.

La investigación sugiere que consumir una cantidad tan mínima como 500 mg de kril por día, podría mejorar sus niveles de colesterol total y triglicéridos, y es probable que aumente sus niveles de colesterol HDL.

• Reemplace los aceites vegetales nocivos y las grasas trans sintéticas por grasas saludables, tales como el aceite de oliva, mantequilla y aceite de coco (recuerde que el aceite de oliva solo debe utilizarse en frío, utilice aceite de coco para cocinar y hornear).

• Incluya alimentos fermentados en su alimentación diaria. Estos no solo optimizaran a su microflora intestinal, lo cual aumentará su inmunidad general, sino que también introducirá bacterias beneficiosas en su boca. Tener una mala salud bucal es otro poderoso indicador de un mayor riesgo de enfermedades cardiacas.

• Optimice sus niveles de vitamina D, lo ideal es hacerlo al exponerse de forma adecuada a los rayos de sol, ya que esto también le permitirá a su cuerpo producir sulfato de vitamina D–otro factor que podría desempeñar un papel esencial en prevenir la formación de placa arterial.

• Haga ejercicio de forma regular. Asegúrese de incorporar ejercicios en intervalos de alta intensidad, lo cual también optimiza la producción de la hormona del crecimiento humano (HGH, por sus siglas en inglés).

• Deje de fumar y beber alcohol en exceso.

• Asegúrese de tener un sueño reparador y de alta calidad.

• Practique de forma regular las técnicas de control del estrés.

Costalitos Terapéuticos a base de hierbas medicinales. Se calientan en el micro, se colocan en la nuca o junto a la almohada y ¡BINGO! pídelos al cel 442 382 9271 Envios a toda la República. Atención: Rocío Peredo

29 abril 2017 Posted by | salud | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

COMO ALIVIAR LA DIABETES

El exceso de azúcar en tu sangre puede ser fatal

DIABETES, ENFERMEDAD DE NUESTRO TIEMPO

Conocer la enfermedad, y combatirla con decisión, enfocándose en hábitos de vida saludables son la mejor defensa para aliviar esta enfermedad incurable. Recordemos que aliviar no necesariamente es curar. Aqui proporcionaré información relacionada con el control de la enfermedad y consecuentemente con la mejora de la calidad de vida del paciente.

El problema de la proliferación de la diabetes en México ha tomado proporciones críticas. Según cifras del Sistema Nacional de Información de Salud, las enfermedades relacionadas con ella son la principal causa de la mortandad en el país.
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumes. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 pueden incluir fatiga, sed, pérdida de peso, visión borrosa y micciones frecuentes (orinar con frecuencia). Algunas personas no tienen síntomas. Un análisis de sangre puede mostrar si tienes diabetes. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debes controlar el nivel de glucosa y, si tienes receta médica, tomar los medicamentos indicados.

NIH: Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón

La diabetes es una enfermedad que afecta a millones de personas cada año. Tu doctor es quien puede informarte si sufres de diabetes, aunque tu mismo puedes verificar si tienes la enfermedad, realizándote un examen de nivel de glucosa en la sangre, este estudio te lo pueden realizar en cualquier laboratorio clínico, a través de una toma de sangre estando en ayunas. Si tu nivel de glucosa es mayor de 100 mg/dl, es muy importante que acudas a un médico internista o endocrinólogo para ser valorado y en su caso recibir el tratamiento apropiado.

Aunque no existe cura para la diabetes, existen muchas formas de tratamiento que pueden ayudar a controlar esta enfermedad.
El éxito de cualquier tratamiento para la diabetes depende en la mayor parte de ti. Este sumario te ayudará a entender mejor la diabetes y te explicará las maneras de controlarla.

¿Qué es la Diabetes?
El cuerpo está compuesto de millones de células que necesitan energía para funcionar.
La comida que comes se convierte en un azúcar llamada glucosa. El azúcar llega a las células por medio de la sangre. Este azúcar es uno de los muchos ingredientes que las células necesitan para producir energía.
Hay dos condiciones necesarias para que la glucosa pueda entrar a las células. La primera es que las células tengan suficientes puertas llamadas receptores. La segunda es que una sustancia llamada insulina abra los receptores de las células.
Una vez que estas condiciones están presentes, la glucosa entra a la célula y es utilizada para producir energía. Sin energía, las células se mueren. La insulina es una hormona química que se produce en el páncreas. Los niveles de insulina en la sangre varían de acuerdo a la cantidad de glucosa presente en la sangre.
La diabetes es una enfermedad que dificulta a las células del cuerpo recibir la glucosa necesaria para producir energía.
Hay dos maneras como la diabetes dificulta a las células del cuerpo recibir adecuadas cantidades de glucosa. La primera es que la insulina producida por el páncreas no sea suficiente. La insulina es necesaria para abrir los receptores que permiten a la glucosa entrar a las células. Cuando esto sucede, los niveles de glucosa en la sangre se aumentan. Esto se conoce como diabetes tipo 1. El tipo de diabetes 2 ocurre cuando hay insulina en la sangre en suficientes cantidades, pero hay una reducción del número de receptores en las células que le permiten entrar a la glucosa.
Aunque la insulina está presente, no se puede usar efectivamente, una situación llamada “Resistencia insulínica” lo cual resulta en altos niveles de glucosa en la sangre.
La diabetes tipo 2 es más común que la tipo 1. La causa exacta de la diabetes es desconocida. Sin embargo tiende a suceder en familias. La diabetes no es contagiosa.

Signos y Síntomas de la Diabetes
La diabetes se detecta cuando tu médico o enfermera confirma un alto nivel de azúcar en tu sangre u orina. Los resultados más precisos se obtienen cuando el nivel de azúcar en la sangre se analiza antes de que usted ingiera cualquier alimento o líquido. Este análisis se conoce como azúcar en la sangre en ayunas. Niveles entre 60 y 99 mg/dl se consideran normales para un análisis de azúcar en la sangre en ayunas. Niveles entre 100 y 125 mg/dl se consideran como niveles pre-diabéticos.

Los signos y síntomas comunes en la diabetes incluyen:
• Sed excesiva
• Orinar frecuentemente
• Hambre excesiva
• Pérdida de peso
• Fatiga
• Cambios en la visión
• Heridas que no sanan o que se demoran en sanar
• Rasquiña o comezón persistente en la piel.

Si la diabetes no se trata, los niveles de glucosa en la sangre pueden llegar a subir tanto que pueden producir coma y posiblemente la muerte.
Los signos y síntomas que presentes dependen de cuándo la diabetes se te descubrió y de la clase de diabetes que tengas.

Tratamientos
La diabetes no se puede curar. Se puede controlar manteniendo los niveles de azúcar en la sangre dentro de los niveles normales.
El tratamiento y régimen de la diabetes varía de paciente a paciente. Tu médico y el equipo de cuidado de la diabetes deciden qué forma de tratamiento es el mejor para ti.
Los pacientes con diabetes tipo 1 no producen insulina. Las personas que les falta insulina en su cuerpo deben hacer ciertos ajustes en su dieta y deben tomar insulina.
La insulina solo se puede administrar inyectada. En algunos casos, debe inyectarse varias veces al día.
La mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2 no necesitan insulina. La diabetes en estos casos se controla con dieta y ejercicio. Algunas veces se necesitan medicamentos orales. Algunos casos de diabetes tipo 2 necesitan insulina.

El éxito de su tratamiento depende de ti. Cuando aprendas a controlar los niveles de azúcar en la sangre, vivirás una vida más sana.

Control de la Diabetes
Puedes controlar la diabetes de las siguientes maneras:
1. Comiendo bien
2. Haciendo ejercicio
3. Checando periódicamente tus niveles de azúcar en la sangre
4. Tomando tus medicamentos.
5. Educándote acerca de la diabetes

Tu nutriólogo o educador de diabetes te explicará cómo planear tus comidas y te
aclarará las dudas que puedas tener.
Las tres metas a alcanzar con una dieta sana son:
1. Controlar tu peso.
2. Mantener normales los niveles de azúcar en la sangre.
3. Reducir la cantidad de grasa en el cuerpo.
Una dieta sana puede incluir cambiar lo que comes, la cantidad de comida y la frecuencia de tus comidas. Te sorprenderás de cuantas opciones de comidas sanas y deliciosas vas a encontrar.
El ejercicio ayuda a los diabéticos de muchas maneras. Baja los niveles de glucosa, ayuda a controlar el peso y mantiene un corazón sano y una buena circulación. Además, el ejercicio ayuda a reducir el estrés y fortalece los músculos.
Tu equipo de profesionales de la salud discutirá tu plan de ejercicio contigo.
Siempre consulta con tu médico antes de comenzar un programa nuevo de ejercicios.
El análisis del azúcar en la sangre es importante para averiguar si tu nivel de azúcar en la sangre está bien. Si el azúcar en la sangre es demasiado bajo o demasiado alto, puedes necesitar un cambio en la medicamento de tu diabetes, dieta o plan de ejercicio. Si se necesita un cambio, tu médico o equipo de cuidado de la diabetes te dará instrucciones de lo que debes hacer.

Tus niveles de azúcar se calculan checando una pequeña gota de sangre que se obtiene de tu dedo. Esto se logra picando EL dedo con una lanceta.
El azúcar en la sangre se checa usualmente cuatro veces al día. Esto se puede hacer en su casa. La mayoría de los diabéticos se vuelven expertos en checar sus niveles de azúcar en la sangre.
Tu educador de diabetes te enseñará cómo checar tus niveles de azúcar correctamente y te ayudará a determinar cuántas veces al día debe hacerlo. También te enseñará a cambiar tus medicamentos, tu dieta y tu plan de ejercicio para controlar tus niveles de azúcar en la sangre. También revisará tus registros de niveles de azúcar en la sangre y hará los cambios necesarios en tu terapia.
En casos de niveles muy altos de azúcar en la sangre que no responden ante dieta y
ejercicio, se necesitan medicamentos. Tu doctor te dirá si necesitas medicamentos orales o insulina. La insulina, si es necesaria, no se da sino por inyecciones. La insulina es necesaria en todos los pacientes con el Tipo 1 de diabetes y algunos de los pacientes con el
Tipo 2 de diabetes.
Los niveles de azúcar en la sangre son muy importantes para determinar si la diabetes está controlada en el momento preciso de realizar el examen de sangre.
Existe otro examen de sangre llamado Hemoglobina A1C. Este examen verifica si el nivel de azúcar se ha mantenido bajo control durante los últimos 3 o 4 meses. Por lo general un nivel de 5% o menos se considera normal en pacientes que no son diabéticos. Los pacientes diabéticos deben tratar de mantener su nivel de
Hemoglobina A1C a menos de 6% siempre y cuando no presenten síntomas de hipoglicemia. Un nivel de 6% equivale a un número promedio de 135 mg/dl de azúcar en la sangre. Entre más bajo esté el nivel de Hemoglobina A1C, más baja la probabilidad de que se presenten complicaciones debido a la diabetes.

Hiperglicemia e Hipoglicemia
Algunas veces, durante el tratamiento de la diabetes sus niveles de azúcar en la sangre pueden elevarse o bajarse mucho. Estas condiciones son muy serias. Afortunadamente son controlables. Cuando hay mucha azúcar en la sangre, esta condición se llama hiperglicemia.
“Hiper” es Latín y significa “mucho”. “Glicemia” es Latín también y significa “azúcar en la sangre”. Hiperglicemia resulta cuando las personas comen mucho, cuando comen muchas comidas dulces o cuando no se toman sus medicaciones. También puede suceder cuando padeces alguna enfermedad. Si no se trata, la hiperglicemia puede llegar a causar coma.

Los signos de hiperglicemia son:
• Boca seca
• Sed
• Orinar frecuentemente
• Visión borrosa
• Fatiga o sueño
• Pérdida de peso
Cuando se te suba el azúcar toma agua u otras bebidas sin azúcar. Chécate el azúcar en la sangre y mantén tu dieta rigurosa. Si el azúcar en la sangre continúa alta llame a su médico. Tu doctor te dirá que debes hacer. Si tus niveles de azúcar en la sangre están muy altos, de pronto tendrás que ir al hospital.
Hipoglicemia ocurre cuando hay muy poco azúcar en la sangre. “Hipo” en Latín significa menos. Hipoglicemia ocurre generalmente en personas que toman insulina u otras medicaciones. Puede ser causada por tomar mucha insulina. Por esto se conoce también como shock de insulina. También puede ser causada por no comer una de tus comidas, por comer muy poco o por hacer mucho ejercicio.

Los signos de hipoglicemia o baja de azúcar son:
• sudor, temblor y nerviosismo
• hambre, mareo, desmayo
• palpitaciones del corazón, cambios en la personalidad, confusión, impaciencia y
mal humor
• adormecimiento de los labios y la lengua, dolor de cabeza, visión borrosa y
dificultad al hablar.
Si no se trata, una baja de azúcar puede llevar a desmayos y epilepsia.
Las personas con diabetes presentan diferentes síntomas cuando se les baja el azúcar en la sangre. Debes aprender a reconocer sus síntomas cuando se te baja el azúcar. Algunas personas no muestran ningún síntoma cuando se les baja el azúcar. Estas personas dependen de sus chequeos de sangre para saber si su azúcar está baja.
Si tu nivel de azúcar se baja, come o bebe inmediatamente algo que contenga azúcar de acción rápida. Algunos ejemplos son los siguientes: de 3 a 4 tabletas de glucosa un tubo de glucosa instantánea, media taza de jugo de frutas, un refresco, diez bolitas de chicle o dos cucharaditas de azúcar o miel.
Si tus síntomas no desaparecen en 15 minutos o tu nivel de azúcar continúa menos de 80mg/dL, tómate otra dosis de un azúcar de acción rápida. Repite los chequeos de tus niveles cada 10 o 15 minutos hasta que el nivel de azúcar en la sangre sea más de 80.
Si faltan menos de 30 minutos para tu siguiente comida, cómetela. Si faltan más de 30 minutos, cómete un antojo como por ejemplo: medio sandwich o 3 galletas graham. Cómete la comida después de haber comido tu dosis de azúcar de acción rápida. No saques tu antojo de tu siguiente plan de comida.
No manejes carro u operes ninguna máquina si sientes que tu azúcar está baja. Debes informar a tu familia y amigos que tienes diabetes y que si te encuentran inconciente o que no haga sentido lo que estás diciendo, deben llevarte al hospital o llamar al ‘emergencias’.

Complicaciones de la Diabetes
Cuando usted controla sus niveles de azúcar en la sangre los signos de la diabetes aparecen menos frecuentemente. Usted se sentirá mejor y con más energía. Si usted no sigue su plan de dieta, no hace ejercicio y no se chequea el azúcar en la sangre con frecuencia, puede llegar a tener serias complicaciones.
Las complicaciones de la diabetes incluyen daño a los nervios y a los vasos
sanguíneos del cuerpo.
No se sabe como es que la diabetes daña los nervios. El daño a los nervios se
conoce como neuropatía diabética. Generalmente ataca los nervios de las piernas y los pies. Los pies y las piernas se sienten adormecidos y muy fríos.
Las personas con diabetes que tienen poca sensación en los pies deben tener mucho cuidado con sus pies. No deben usar zapatos que no les queden buenos, deben ser cuidadosos con el agua muy caliente y con cualquier cosa que pueda causar heridas en sus pies.
Revise sus pies cada día. Busque cortadas, heridas, enrojecimientos o hinchazones. Hágalo con un espejo si es necesario. Cuando visite a su médico pídale que le revise sus pies.
Problemas sexuales pueden ocurrir. El problema más común en hombres con diabetes es la impotencia debido a daños en los nervios que van a los órganos sexuales. Un doctor especialista en urología puede tratar la impotencia con cirugía o sin ella.
En mujeres con diabetes el daño a los nervios pélvicos y genitales puede causar frigidez y dolor durante relaciones sexuales. Si ésto sucede su doctor le puede recomendar un tratamiento.
Debido a daños en los nervios que van al corazón, si un diabético sufre un infarto no va a sentir los mismos síntomas típicos de un infarto cardíaco. Por esta razón las personas con diabetes deben sospechar algo malo si sienten el pecho apretado, un brazo adormecido o síntomas de indigestión. Estos pueden ser síntomas de un ataque al corazón.
Niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar daño a los vasos sanguíneos grandes y pequeños. La grasa en la sangre puede depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos. Esto causa endurecimiento de las arterias o arteriosclerosis.
El endurecimiento de las arterias puede ocurrir en arterias importantes que entran o salen del corazón. También puede ocurrir en las piernas. Su plan de dieta está diseñado para bajar los niveles de grasa y colesterol en la sangre.
Cuando los vasos sanguíneos pequeños se estrechan debido a las placas de grasa, el fluido de sangre a los órganos se disminuye. Esto causa la muerte de las células que no reciben suficiente sangre. Esto también puede causar que los vasos sanguíneos que se han estrechado, sangren.
El engrosamiento de los vasos sanguíneos pequeños se nota más en los riñones y en la parte de atrás de los ojos.
Cuando los vasos sanguíneos de la parte de atrás de los ojos se engrosan, pueden
sangrar dentro del ojo o dentro del fluido vítreo. Esto hace que el fluido vítreo se nuble. Si esta condición llamada retinopatía no se trata, puede terminar en ceguera.
Su médico de los ojos le recomendará un tratamiento especial para esta condición.
La diabetes puede causar que los riñones dejen de limpiar la sangre. También puede causar que las proteínas que deben quedarse en el cuerpo se salgan con la orina.
Su médico le puede hacer exámenes de orina para determinar si hay algún signo
temprano de daño a los riñones.
Las personas diabéticas con problemas de riñones pueden desarrollar hipertensión.
Es muy importante que la presión alta se trate con medicamentos para bajarla porque ésto previene que los problemas de los riñones se empeoren. Si usted tiene problemas en los riñones debido a la diabetes, su médico le puede recetar una dieta especial baja en sal y en proteínas.
En raras ocasiones se pueden llegar a necesitar transplantes de riñón o diálisis.
La mayoría de los médicos creen que controlando su diabetes usted puede prevenir el daño a los nervios y a los vasos sanguíneos. El control de la diabetes incluye: un plan de dieta, ejercicio, chequeos regulares de los niveles de azúcar, medicaciones y buena higiene.

Resumen
Gracias a los adelantos de la medicina la diabetes se puede controlar. Las personas con diabetes juegan una parte muy importante en el éxito de su plan de tratamiento.

El tratamiento de la diabetes consiste en:
1. Seguimiento de un plan de dieta
2. Chequeo de los niveles dec azúcar en la sangre
3. Ejercicio
4. Tomar cumplidamente las medicaciones recetadas por el medico
5. Buena hygiene
6. Educación e información acerca de la diabetes
Su doctor, su enfermera y su nutricionista le explicarán a usted su plan específico para el control de la diabetes.
Si usted sigue estas instrucciones, las posibilidades de desarrollar las complicaciones relacionadas con la diabetes se le reducirán al mínimo.
Esta lección de educación al paciente ha sido puesta a su disposición por su equipo de profesionales de la salud para ayudarle a vivir una vida más sana controlando su diabetes.

12 octubre 2011 Posted by | salud | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario