Al Pie de la Montaña

Desvelos de un tecolote loco

HOY 21 DE MARZO DE 2017 COMIENZA LA PRIMAVERA


IMG_3858.JPG

Equinoccio de primavera del 2004. Me gusta la palabra equinoccio, me remite al tibio ambiente de Chichen Itza, donde cada 6 meses la sombra del castillo de Ku Kul Kan se proyecta en el flanco de la escalinata con una exactitud geométrica, haciendo que las sombras ondulantes de cada plancha que conforman la gran pirámide luzca en el cuerpo de la culebra conformada en la cara norte. Hoy es el día oficial de la entrada de la primavera noche de 12 horas día de igual magnitud y mientras el sol realiza su periplo simétrico decido abrir la tapa de esta gran licuadora que es mi mente para buscar dentro y encontrar una mezcla de eventos bipolares conviviendo juntos.

Primera cavilación ¿Qué es el dolor?

El dolor es un habitante de nuestras catacumbas, dormido casi siempre pero listo a despertar con el menor pretexto, es un disidente de la estabilidad, un cismático del orden y muchas veces es un vil anarquista dispuesto a dinamitar esa tranquilidad viciosa de la cual no sabemos nada porque nos tiene apendejados. El dolor es una patada del alma que se ahoga en sus miserias.

La enfermedad es ni más ni menos que la representante ejecutiva del dolor, cualquier contrato, regalía, patrocinio, comisión o lo que sea favor de tratarlo con ella.

Bueno, pues dejando correr el abalorio de este rosario paso a decir que estoy en tratos con doña Enfermedad. Esta tipa es implacable, debo pagarle con insomnio, angustia, orina, sangre y siempre con dinero. ¡Maldita sea!

Segunda cavilación ¿Por qué existe siempre alguien que quiere comerse mi pan?

Cribo mis pensamientos, buscando sacar la paja de mis obsesiones y dejar el grano de la verdad y algo obtengo que me dice “Así es la vida”: El cachorro gordito empuja al flaquito y lo despoja de la teta, por eso esta gordo. El cachorro gordo crecerá, se reproducirá y morirá, el flaco se brincará dos etapas, o sea, llegará más rápido a su objetivo. ¿Para que sobrevivir entonces? Buena pregunta, la respuesta es esta: Hay que sobrevivir para amar, si no amas y no deseas amar, tienes dos soluciones: la barata y la cara, es decir un mecate que aguante tu peso o una mágnum 380. Si el silogismo es correcto entonces debo dejar que se coman mi pan.

¡Feliz inicio de primavera!

Anuncios

21 marzo 2017 - Posted by | literatura, poesía, Reflexiones al pie de la montaña | , , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: