Al Pie de la Montaña

Desvelos de un tecolote loco

Me hablas, Teotl, pero no te escucho


Me hablas como hablaste a mis abuelos,Teotl,
y yo busco tu voz en el faro,
en la almohada, en el espanto de mis pesadillas.
Aguzo el oído… sólo silba el viento.
Tendría que desnudarme,
cantar sin recato tus canciones,
y despertar al niño que duerme en mi vigilia.

Mis nietos me invitan a jugar,
desde la nube, en la gruta
y en el clamor del arroyo;
como me lo hiciste tú, desde la voz de mis hermanos,
lúdico concierto, pregón, armónica imagen con que despertaba la mañana.
Llave.

Quiero escucharte, Teotl,
seguirte, Teotl,
respirarte caricia en el clamor de madrugada,
campana destellante, voz,
sonido que ilumina el atardecer
de la mirada.

7 marzo 2010 - Posted by | poesía, Teotl, poema en cocimiento | , , , , , , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: