Al Pie de la Montaña

Desvelos de un tecolote loco

LA LISTA MAS COMPLETA DE PROVERBIOS, DICHOS Y REFRANES


En lo que canta un gallo

La sabiduría de los pueblos vive en los proverbios, aunque a veces existen algunos que tienen una contraparte y otros cuya malicia los ha torcido para evidenciar un chascarrillo.
El proverbio que más me gusta lo leí en un libro de Anthony de Mello y reza así: “QUIEN DUERME EN EL SUELO NUNCA SE CAE DE LA CAMA”. La sabiduría que encierra me refiere a las doctrinas orientales, en especial al Budismo Zen y al Taoismo y a propósito: El proverbio UNA CAMINATA DE MIL MILLAS EMPIEZA CON EL PRIMER PASO, fue extraido del libro del Tao Te Ching del maestro chino Lao Tze. Se escribió hace más de 2 mil quinientos años. Existen variantes lexicológicas en casi todos los proverbios generalmente derivadas de adecuaciones regionales. La lista de proverbios que propongo puede ampliarse. Si el lector tuviera la bondad de enriquecerla en la sección de comentarios, sería magnífico ya que día a día se presentan en el mundo experiencias nuevas y el idioma se nutre con nuevas palabras.

Nota: Algunos dichos y refranes son peyorativos y denigran a grupos de genero y sociales; los menciono solamente como referencia del hablar popular, negarlos no los exorcisa. Considero que a medida que los seres humanos avancemos en justicia, dignidad y calidad humana estos dichos serán desechados y nunca más lastimarán a nadie.

A
¡Ah que chinchero Pachita, sácate el petate al sol!
¡Ah qué la recién casada!
¡Ah qué la recién parida!
¡Ah qué moler de criaturas, parecen personas grandes!
¡Ay Jalisco, no te rajes!
¡Ay ojitos, pajaritos!
¡Ay que suerte tan chaparra, hasta cuando crecerá!
¡Ay reata no te revientes, que es el ultimo estirón!
¡Ay, madre, qué pan tan duro y yo que ni dientes tengo!
¡Azotó la res!
A animal que no conozcas, no le tientes las orejas
A Bolivar y Uruguay
A buen entendedor, pocas palabras
A burro viejo, aparejo nuevo
A caballo dado no se le revisa el diente
A cada pájaro le gusta su nido
A cada puerco le llega su San Martin
A cada uno su gusto lo engorde
A chillidos de marrano, oídos de matancero
A cualquier hora, el perro mea y la mujer llora
A darle que es mole de olla
A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César
A Dios rogando y con el mazo dando
A donde no se meten, se asoman
A dos garrochas no hay toro valiente
A este cilantro tan seco le falta su regadita
A este culantro le falta su regadita
A fuerza, ni los zapatos entran
A gato satisfecho no le preocupa ratón
A gato viejo, ratón tierno
A gran caballo, grandes espuelas
A grandes males, grandes remedios
A la chita callando, hay quien se va aprovechando
A la cuesta abajo, las calabazas ruedan
A la hora de freír frijoles, manteca es lo que hace falta
A la madera se le busca el hilo, a los pendejos el lado
A la mujer y a los charcos no hay que andarles con rodeos
A la res al cuero y al caballo al pelo
A la suerte nomás una vez se le ven las orejas
A la vejez, viruelas
A las mujeres y a los charcos no hay que andarles con rodeos
A lo dado hasta los obispos trotan.
A lo hecho, pecho.
A lo que te truje Chencha.
A lo tuyo, tú: otro como tú, ninguno.
A mar revuelto, ganancia de pescadores.
A mi no me tizna el cura ni en miércoles de ceniza.
A nadie le falta Dios cargando su bastimento.
A niño ahogado, quieren tapar el pozo.
A ojo de buen cubero.
A palabras de borracho, oídos de cantinero.
A palabras necias oídos sordos.
A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo.
A río revuelto, ganancia de pescadores.
A tanto porfiar no hay quien resista.
A ti te lo dije, mi hijo, entiéndelo tú, mí nuera.
A toda capillita le llega su fiestecita.
A todo lo llaman cena, aunque sea taco de sal.
A toro pasado.
A tu amigo pélale el higo, a tu enemigo el durazno.
A tu palo, gavilana, y a tu matorral, coneja.
A ver si lavado tupe o se acaba de arralar.
Ábranla que llevo bala y en la punta munición.
Ábranse piojos que ahí les va el peine.
Ábranse que vengo herido, no los vaya a salpicar.
Acabar como el rosario de Amozoc.
Acciones son amores, no besos ni apachurrones.
Ache, huarache, huache, /ay, víboras chirreoneras, /a que no me pican ora /que traigo mis chaparreras.
Achis miachis, cuanto apachis, de pantalón y huarachis.
Acocote nuevo, tlachiquero viejo.
Adelantar vísperas.
Adelante con la cruz, que se lleva el diablo al muerto.
Adelante mis valientes que para morir nacimos.
Adonde no te llaman no te quieren.
Adornar el chango pa’ que otro lo baile
Agarrar al toro por los cuernos.
Agua que no has de beber, déjala correr.
Agua que no has de beber, no la pongas a hervir.
Agua se me hace la boca de acordarme todavía.
Aguacate maduro, pedo seguro.
Ah qué gente tiene mi amo, y más que le están llegando.
Ah qué mi Dios tan charro, que ni las espuelas se quita.
Ah qué rechinar de puertas, parece carpintería.
Ah, qué bonita trucha para tan cochino charco.
Ahí Dios le dará lo suyo para no desear lo ajeno.
Ahora cantan o les apachurro el nido.
Ahora es cuando, chile verde, le has de dar sabor al caldo.
Ahora resulta que a Chuchita la bolsearon.
Ahora si huarache viejo, ya apareció tu correa.
Ahora si violín de rancho, ya te agarró un profesor.
Ahora te la bebes o la derramas.
AI primer trueno de mayo salta la liebre y retoza el caballo.
Ajonjolí de todos los moles.
Al asno y al mulo, la carga al culo.
Al cabo cuando ellas quieren sólitas se dan lugar.
Al cuarto para las doce.
Al hablar como al guisar: su granito de sal.
Al hombre por la palabra y al buey por el cuerno.
Al maguey que no da pulque, no hay que llevarle acocote.
Al mal músico hasta las uñas le estorban.
Al mal tiempo, buena cara.
Al mejor cazador se le escapa la liebre.
Al mejor cocinero se le va un tomate entero.
Al ojo del amo engorda el caballo.
Al pan, pan y al vino, vino (llamar a las cosas por su nombre o ponerse en acción de inmediato)
Al perro más flaco se le cargan las pulgas. (Obvio)
Al pescado que se duerme se lo lleva la corriente.
Al platicar como amigos; al tratar como enemigos.
Al que Dios quiere perder, lo ciega primero.
Al que le pican se bulle.
Al que le ven caballo le ofrecen silla.
Al que le venga el saco, que se lo ponga.
Al que madruga Dios le ayuda.
Al que no ha usado huaraches las correas le sacan sangre.
Al que no le guste el fuste, que lo tire y monte al pelo.
Al que se acuesta con luz, aunque le apaguen la vela.
Al que se aleja lo olvidan y al que se muere lo entierran.
Al que se ayuda, Dios lo ayuda.
Al saber lo llaman suerte. (El estudio y el trabajo traen bonanza, los necios le llaman suerte)
Alabanza en boca propia es vituperio.
Alábate burro que nadie te ha de alabar.
Algo es algo dijo un calvo cuando le salió una cana.
Algo es algo, dijo el diablo, y se cargó a un obispo.
Algún día mi gato comerá sandia.
Almíbar de esos no paren todas las yeguas.
Amarrar navajas. (Provocar a otros para que peleen)
Amor de lejos es de pendejos.
Amor viejo y camino real nunca se deja de andar.
Amor y dinero a la cara salen.
Anda a ver si ya puso la marrana.
Andando y meando pa no hacer hoyo.
Andar cobijándose con el manto de Santa Lucrecia.
Andar como burro sin mecate.
Andar de la Seca a la Meca.
Ande yo caliente y ríase la gente
Animas que salga el sol pa saber cómo amanece
Ánimas Trujano
Antes de que cante un gallo
Antes que saber ganar, hay que aprender a perder
Apenas le dices mi alma y ya quiere su casa aparte
Aqui el más chimuelo masca rieles
Aquí el que no corre vuela
Aquí es donde la puerca torció el rabo
Aquí es la ley de Herodes: o te chingas o te jodes
Aquí hay gato encerrado
Aquí puras habas
Aquí se rompe una taza y cada quien se va para su casa
Aquí solo mis chicharrones truenan
Aqui Tejones, porque no hay liebres
Árbol que crece torcido, jamás su tronco endereza
Arreglado el tendajón, son las moscas
Arriero que vende su mula, matadura segura
Arrieros somos y en el camino andamos
Así si baila m’hija con el Señor
Asustar con el petate del muerto
Atar los perros con longaniza
Atórale que es mangana porque se te va la yegua
Atorársele a uno la carreta
Aunque la camisa es ancha también se rompe a codazos
Aunque la mona se vista de seda, mona se queda
Aunque lo que dicen no es, conque lo aseguren basta
Aunque sea pleito ganado vete con cuidado
Aunque son del mismo barro, no es lo mismo bacín que jarro
Aunque te chille el cochino, no le sueltes el mecate
Aunque te digan que sí, espérate a que lo veas
Aventar el calzón (coquetear, flirtear)
Aventar la toalla (rendirse)
Aventarse como el borras.
Avienta la piedra y esconde la mano.

B
Baile y cochino, en la casa del vecino.
Barájamela más despacio.
Barrer parejo
Barriga llena, corazón contento.
Bien haya lo bien nacido, que ni trabajo da criarlo.
Bien sabe el diablo a quién se le aparece.
Bien, dije que cantabais; más no dije que cantabais bien
Botellita de Jeréz, todo lo que digas será al revés.
Bueno y barato, no caben en un zapato.
Bueno, bonito y barato.
Buenos y malos martes, los hay en todas partes.
Buey viejo no pisa mata y si la pisa no la maltrata.
Burro grande, ande o no ande.
Burro trasquilado, a los tres días emparejado.
Buscar tunas en los huizaches.
Buscarle chichis a las culebras.
Buscarle mangas al chaleco.
Buscarle ruido al chicharrón.
Buscarle tres pies al gato, sabiendo que tiene cuatro.

C
¡Clarín, corneta que sí!
¡Cuanto me gusta el negro, aunque me espante el difunto!
¿Con que ojos divino tuerto?
Caballo bañado, a la sombra o ensillado.
Caballo que llene las piernas, gallo que llene las manos y mujer que llene los brazos.
Cachar granizo
Cada cabeza es un mundo
Cada chango a su mecate y cada perico a su estaca
Cada cual sabe donde le aprieta el zapato.
Cada loco con su tema y cada lobo por su senda
Cada maestrillo tiene su librillo
Cada oveja con su pareja
Cada oveja con su pareja.
Cada palo aguante su vela
Cada quien puede hacer de su culo un papalote
Cada viejito, alaba su bordoncito
Cae más pronto un hablador que un cojo
Caer como patada de mula
Caer de perlas
Caer la rata en el costal de las aleznas.
Cagar el palo
Calabaza caliente: pedo de repente, calabaza fria: pedo todo el dia
Calladita te ves bonita
Calma y nos amanecemos.
Calmantes montes, pájaros cantantes
Calumnia, que algo queda
Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.
Candil de la calle y oscuridad de su casa.
Cansado de ver lo bueno, ya lo regular me empacha.
Cantarillo que muchas veces va a la fuente o deja el asa o la frente
Cántaro que mucho va a la fuente alguna vez se rompe
Cara de beato y uñas de gato
Caras vemos, corazones no sabemos
Cargárselo a uno el payaso. (fallecer o padecer una gran desgracia)
Carta que se niega y mujer que se va no hay que buscarlas.
Casa quitada, ni barrida ni pagada.
Castellano fino, el pan pan y el vino vino.
Cayendo el muerto y soltando el llanto
Cinco no son montón, pero siete ya lo son.
Cógelas volando y mátalas callando.
Colgar los tenis
Coman mis dientes y renieguen mis parientes
Comen frijoles y eructan pollo
Comer arroz con popote
Comer y rascar, todo es empezar
Comerse el mandado
Comerse un pollito
Como agua para chocolate
Como al perro de la tía Cleta que al primer ladrido le rompieron la jeta
Como al Tigre de Santa Julia.
Como burros con bozal o caballo que coge el freno.
Como burro sin mecate.
Como dueño de mi atole, lo menearé con un palo.
Como el burro que tocó la flauta
Como el chinito: Nomás milando.
Como el perro del herrero, que a los martillazos ronca y a los masquidos despierta.
Como el que oye llover y no se moja.
Como el que pinta el gato y se asusta del garabato.
Como el que vomita y tapa por no oler lo que depuso.
Como el tiempo dure, lugar tiene la esperanza.
Como la carabina de Ambrosio
Como la chía, que no era pero se hacía.
Como la chiva de Tía Cleta que se come los petates y se asusta con los aventadores.
Como lazo de cochino
Como los conejos, misteriosos y pendejos
Como los frijoles viejos, que al primer hervor se arrugan.
Como los que hacen el muerto y luego se asustan del petate.
Como milpa de costa, prontito.
Como muera yo en la raya, aunque me maten la víspera.
Como no se leer, ni en los letreros me fijo.
Como parir chayotes.
Como Pedro por su casa.
Como quien le quita un dulce a un niño.
Como quien oye llover y no se moja.
Como quiera sale un buey pariendo la vaca un toro.
Como quitarle un pelo a un gato.
Compadre que a la comadre no le anda por las caderas, no es compadre de deveras.
Con amor y aguardiente nada se siente.
Con cuidado que aquí hay lumbre, no se vayan a quemar.
Con dinero baila el perro
Con el tiempo y la paciencia se adquiere la ciencia
Con el tiempo y un ganchito
Con la ayuda del vecino mató mi padre un cochino
Con la iglesia hemos topado.
Con la vara que midas, serás medido.
Con lo viejo y lo pobre aumenta lo delicado.
Con los dedos trás la puerta
Con los tenis por delante.
Con muchas gotas de cera se forma el cirio pascual.
Con paciencia y salivita un elefante embarazo a una hormiguita.
Con pendejos ni a bañarse, porque pierden el jabón.
Con qué chiflas, desmolado; si no tienes instrumento.
Con queso las enchiladas.
Con su pan que se lo coman.
Con tarugos ni a bañarse, porque hasta el jabón se pierde.
Con tiento, santos varones, que el Cristo está apolillado.
Con toro toreado, mucho cuidado.
Con un poquito de lomo y otro de resbaladillo se vive siempre tranquilo.
Con virtud y bondad se adquiere autoridad.
Conocerse no es morirse.
Contigo la milpa es rancho y el atole champurrado
Contigo, pan y cebolla.
Correr de caballos y parar de burros.
Corvas son triunfos.
Cosa mala nunca muere, y si muere ni se extraña.
Coyundas nomás para los bueyes.
Crea fama y échate a dormir.
Cree el ladrón que todos son de su condición
Cree el león que todos son de su condición
Cría cuervos y te sacaran los ojos
Cría fama y échate a dormir.
Cualquier surco es bueno para echarle la semilla.
Cuando dios dice a comer, hasta llueven chicharrones
Cuando dios dice a fregar, del cielo caen escobetas
Cuando el diablo no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo.
Cuando el gato está ausente, los ratones se divierten.
Cuando el río suena agua lleva.
Cuando el tabernero vende la bota o sabe a pez, o está rota
Cuando el tecolote canta, el indio muere; no es cierto pero sucede.
Cuando el temporal es bueno hasta los vaqueros paren.
Cuando hay modo, hasta el codo.
Cuando la partera es mala, le echa la culpa al culo
Cuando la perra es brava, hasta a los de casa muerde
Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar
Cuando masques no chasques.
Cuando menos se piensa salta la liebre
Cuando miro los huacales, me acuerdo de mis gallinas.
Cuando no tenía dormía, ahora que tengo, no duermo
Cuando san Juan baje el dedo.
Cuando seas yunque, resiste; cuando seas mazo, golpea.
Cuando tu vas, yo ya vengo.
Cuando una puerta se cierra ciento se abren
Cuando una rama se seca, otra está reverdeciendo.
Cuando uno no quiere dos no riñen.
Cuando veas arañas en el suelo, habrá nubes en el cielo.
Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, echa las tuyas a remojar
Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar
Cuando yo tenía dinero, me llamaban don Tomás; ahora que no tengo nada, me llaman Tomás no más.
Cuanto más alto se sube más grande es la caída.
Cuanto más tienes más quieres.
Cuánto me gusta lo negro más que me asuste el difunto.
Cuarentón y solterón, !qué suerte tienes ladrón!
Cuchillito de palo
Cuenta errada, no vale nada.
Cuesta más trabajo guardarlo que ganarlo.
Cuesta un ojo y la mitad del otro
Cuida los centavos que los pesos se cuidan solos

Ch
¿Chilaquiles aquí y enchiladas allá?
Chango viejo, no aprende maroma nueva
Chato, chato, pero las huelo
Chiflando en la loma
Chinga quedito
Chingose Roma
Chiquito pero picoso
Chiquito se me hace el mar para echármelo de un buche
Chitón perrito
Chivo brincado, chivo pagado
Chupar faros

D
¿De qué lado masca la iguana?
¿De qué mueren los quemados?
Dale vuelo al bandolón, aprovecha la tocada.
Dame pan, y dime tonto
Dan más donde conocen menos.
Dando y dando, pajarito volando
Dar atrás para que anden por delante.
Dar cachetada con guante blanco
Dar calabazas
Dar con la puerta en las narices
Dar el alón para comerse la pechuga.
Dar el último estirón
Dar en la torre
Dar gato por liebre
Dar machetazo al caballo de espadas
Dar machetazos al caballo de espadas.
Dar madruguete.
Dar para sus tunas
Dar una friega de perro bailarín
Dar una manita de gato.
Darle a alguien calabazas.
Darle a alguien para sus tunas.
Darle sabor al caldo.
Darle vuelo a la hilacha.
Darle vuelta a la página.
Darse un tiro en el pié.
Dársela de santos.
De aquí pa’l real.
De armas tomar.
De buenas intenciones está empedrado el infierno.
De chile, de dulce y de manteca
De dos que se quieren bien, con uno que coma basta
De esas mariposas no agarra mi cachucha
De esas pulgas no brincán en mi petate
De ese filo es mi machete
De eso pido mi limosna
De golosos y tragones están llenos los panteones.
De hueso colorado
De inteligentes y de sabios, es perdonar injurias y olvidar agravios
De la gallina más vieja resulta el caldo mejor.
De la suerte y de la muerte no escapa el débil ni el fuerte.
De la suerte y de la muerte no tiene escapatoria ni el fuerte.
De lengua me como un plato
De limpios y de tragones están llenos los panteones
De lo perdido lo que aparezca.
De lo que veas cree muy poco; de lo que te cuenten, nada.
De los arrepentidos se vale Dios
De los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga
De los escarmentados nacen los avisados
De los padrecitos y el sol, entre más lejos mejor.
De los padrecitos y el sol, mientras más lejos mejor.
De los parientes y el sol, entre más lejos, mejor
De músico poeta y loco, todos tenemos un poco
De noche todos los gatos son pardos.
De que Dios dice a comer, hasta llueven chicharrones
De que el gallo se sacude en medio del árbol canta.
De que la madre es de paso, la cría hasta el cincho azota.
De que la perra es brava, hasta a los de casa muerde.
De que los hay, los hay, el problema es dar con ellos
De que no me lo coma a que me haga daño, prefiero que me haga daño.
De que se lo coman los gusanos, mejor que se lo coman los cristianos.
De rincón a rincón todo es colchón
De rompe y rasga
De tal palo tal astilla
De tal palo tal astilla.
De todos modos Juan te llamas
De un jalón hasta el panteón
Debajo de una manta, ni la hermosa asombra, ni la fea espanta
Debajo del agua mansa está la mejor corriente.
Debo no niego; pago no tengo
Decir hasta la despedida
Defenderse a capa y espada
Defenderse como gato bacarriba
Dejado de la mano de Dios.
Déjalas que batan l’agua, que ansina la han de beber
Déjalas que corcoveen, que ya agarrarán el paso.
Déjalas que corcoveen, que ya agarrarán su paso
Del amo y del mulo cuanto más lejos más seguros
Del amo y del mulo cuanto más lejos más seguros.
Del árbol caído todos hacen leña
Del dicho al hecho hay un gran trecho
Del rayo te escapas, pero de la raya no.
Del tamaño del sapo es la pedrada
Delante de los muchachos, persignarse bien y no equivocarse.
Dentro de cien años todos calvos.
Depende Jonás del diablo
Depende, joven
Descansar haciendo adobes
Descubrir el agua hervida
Descubrir el hilo negro
Desde lejos se conoce al pájaro que es canario.
Desde que dejé de dar he conseguido.
Desde que se inventaron las disculpas, se acabaron los pendejos
Despacharse con la cuchara grande
Después de comer ni un sobre has de leer.
Después de la tempestad, viene la calma.
Después del niño ahogado, tapar el pozo.
Días de mucho, vísperas de nada.
Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.
Dinero arrastra dinero.
Dinero llama dinero.
Dinero mal prestado, en lomo de venado.
Dinero que prestaste, enemigo que te echaste.
Dios aprieta pero no ahorca.
Donde come uno, comen dos.
Donde hay chorizos colgando, no faltan gatos husmeando.
Donde hay patrón no manda marinero.
Donde hubo lumbre, ceniza queda.
Donde las dan las toman.
Donde lloran está el muerto.
Donde lumbre ha habido, rescoldo queda.
Donde manda capitán, no gobierna marinero
Donde no hay humo no hay lumbre.
Donde pone el ojo, pone la bala
Donde vuela el gavilán no aletea la paloma.
Dormirse en sus laureles
Dos coheteros no se huelen.
Dos no discuten si uno no quiere
Duro y a la cabeza

E
Échale copal al santo, aunque le jumees las barbas
Echando a perder se aprende
Echar aguas
Echar con cajas destempladas
Echar de su ronco pecho
Echar el gato a retozar
Echar el moco en el atole
Echar habladas
Echar la aburridora
Echar la casa por la ventana
Echar las campanas al vuelo
Echar leña al fuego
Echar los perros
Echar tierra
Echar tierrita
Echar un ojito a alguien o a algo
Echar un ojo al gato y otro al garabato
Echar un torito
Echar una firma
Echarle la sal a alguien
Echarle un ojo al gato y otro al garabato
Echarse para atrás
Echarse un farolazo
Échate este trompo a la uña
El agua está para chocolate.
El albur del matrimonio sólo los tarugos lo juegan.
El amor es como el frío: al más perdido lo carga.
El bien cuando es más querido, más pronto se ve perdido.
El burro hablando de orejas
El caballo de silla, poco comido y bastante coludo.
El caballo que no raya, que se vaya.
El carbón que ha sido brasa, fácilmente vuelva a arder.
El carbón que ha sido lumbre, con facilidad se enciende
El cesped del vecino siempre se ve más verde
El chiste no es comer, sino hacer la digestión.
El comal le dijo a la olla
El corazón no envejece, el cuero es el que se arruga.
El culo y las dos piernas
El dinero y el amor no admiten encubridor
El dinero y el amor no admiten encubridor.
El estreñido muere de cursos
El favor con pregonero ni lo pido ni lo quiero.
El favor con pregonero ni lo pido, ni lo quiero
El flojo y el mezquino andan dos veces el camino.
El flojo y el mezquino hacen dos veces el camino
El freno a la yegua al diente y a la mula hasta la frente.
El gallo más grande es el que más recio canta.
El hilo se revienta por lo más delgado
El hombre ha de ser porfiado aunque le digan que no.
El hombre propone y Dios dispone.
El hombre y el oso cuanto más feo más hermoso.
El horno no está para bollos
El horno no está para bollos.
El interés tiene pies.
El labrador al cielo, el comerciante al suelo.
El león cree que todos son de su condición.
El león no es como lo pintan.
El llanto sobre las siembras, olvido de cabañuelas.
El mandado no es culpado.
El más chimuelo masca rieles
El más tullido es alambrista
El mejor caballo necesita espuelas.
El mejor maestro echa un borrón.
El miedo es como la sangre: por todas las venas corre.
El miedo no anda en burro
El muchacho malcriado donde quiera encuentra padre.
El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura
El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura.
El muerto al pozo y el vivo al gozo
El muerto y el arrimado, a los tres días apestan
El necio cree que todo lo sabe.
El perro del hortelano ni come, ni deja comer a su amo.
El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija
El que a hierro mata a hierro muere.
El que acaba primero, le ayuda a su compañero
El que algo quiere algo le cuesta.
El que ambiciona lo ajeno pronto pierde lo propio.
El que avisa no es traidor.
El que busca encuentra.
El que calla otorga.
El que canta sus males espanta.
El que con niños se acuesta, mojado amanece
El que da lo que tiene no está obligado a dar más.
El que da primero da dos veces.
El que de santo resbala hasta el infierno no para.
El que de su casa se aleja, nunca la encuentra como la deja.
El que de veras es hombre no le busca pico al jarro.
El que demonios da, diablos recibe.
El que entra ganando, sale respingando. (en el juego, si comienzas ganando, a la larga perderás)
El que es bonito jarrito es bonito tepalcatito.
El que es perico donde quiera es verde
El que es perico dondequiera es verde y el que es pendejo dondequiera pierde
El que fuere enamorado que no pierda la esperanza.
El que guarda halla.
El que hizo la ley hizo la trampa.
El que juega con fuego siempre sale quemado.
El que la hace la paga.
El que la sigue la consigue.
El que mucho abarca poco aprieta.
El que mucho corre pronto para.
El que mucho duerme poco aprende.
El que mucho duerme poco vive.
El que mucho mal padece, con poco bien se consuela.
El que nace pa’ barrigón, ni aunque lo fajen de chico
El que nace pa’ maceta, del corredor no pasa
El que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas
El que nace pa’tamal, del cielo le caen las hojas
El que nació para ahorcado no morirá ahogado.
El que nació para buey, de arriba le caen las astas.
El que nada debe, nada teme
El que nada debe, nada teme.
El que no conoce a Dios, a cualquier barbón se le hinca
El que no conoce a Dios, dondequiera se anda hincando.
El que no corre vuela.
El que no jala de puntas, a las yuntas.
El que no llora no mama.
El que no sabe es como el que no ve.
El que no se arriesga no pasa la mar.
El que no se consuela es por que no quiere.
El que no tiene cabeza tiene que tener pies.
El que no tiene quehacer piensa en los males que hará.
El que nunca pastor siempre borrego.
El que padece de amor, hasta con las piedras habla.
El que parte y recomparte, se queda con la mayor parte.
El que parte y reparte se queda con la mejor parte.
El que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame
El que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame.
El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe
El que porfía, mata venado
El que presta la mujer para bailar o el caballo para torear, no tiene que reclamar.
El que primero lo huele, debajo lo tiene
El que quiera coger peces que se moje el culo.
El que quiera ser buen charro, poco plato y menos jarro.
El que ríe al último, lo hace más a sus anchas.
El que ríe al último, ríe mejor
El que ríe el último ríe dos veces.
El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón. (justificación para no pagar impuestos)
El que se fue a la Villa, perdió su silla
El que se fue a la Villa, perdió su silla.
El que se fue perdió y el que llegó a patadas lo sacó.
El que se pica, ajos come.
El que se quema con leche, hasta al jocoque le sopla
El que se quemó con leche hasta al jocoque le sopla.
El que siembra su maíz, que se coma su pinole
El que siembra vientos recoge tempestades.
El que siembra vientos, recoge tempestades.
El que temprano se moja, tiempo tiene de secarse
El que tenga cola de zacate que no se arrime a la lumbre.
El que tenga gallinas que las amarre porque el gallo anda suelto.
El que tenga tienda que la atienda y si no que la venda.
El que tenga tienda que la atienda y si no, que la venda.
El que tiene boca se equivoca.
El que tiene más saliva, traga más pinole
El que tiene padrino se bautiza.
El que tiene qué comer se olvida del que no tiene.
El que tuvo, retuvo y guardó para la vejez. (obvio)
El remedio, el trapito y amárrale aquí tantito
El saber no ocupa lugar.
El sabio no ha de ser siempre severamente sabio
El sabio siempre quiere aprender, el ignorante siempre quiere enseñar.
El sordo no oye, pero compone
El tiempo cura al enfermo, no el ungüento que le embarran.
El tiempo es buen consejero y sabe desengañar.
El tiempo todo lo cura menos vejez y locura.
El tiempo todo lo cura y todo lo muda.
El tiempo todo lo tapa.
El trabajo no es entrar, sino encontrar la salida.
El valiente de palabra es muy ligero de pies.
El valiente existe hasta que el cobarde quiere
El valiente vive mientras el cobarde quiere.
En arca abierta, hasta el mas honrado peca
En boca cerrada, no entran moscas
En cada corral un solo gallo y en cada casa un solo amo.
En casa ajena, el bocado más sabroso.
En casa del herrero, azadón de palo
En cojera de perro y lágrima de mujer, no hay que creer
En el ajedrez el Rey y el Peón van siempre al mismo cajón. (la muerte no tiene distingos)
En el medio está la virtud.
En el país de los ciegos el tuerto es el rey.
En el registro civil y en la aduana, lo que no se apunta se gana.
En el tanteo está el ganeo: a ver si de tarugada pasa y se ensarta.
En gustos se rompen géneros y en petates buenos culos
En la casa en que no hay lumbre, lumbre son los que la habitan.
En la cuesta, como pueda la bestia; en el llano, como quiera el amo.
En lo que canta un gallo
En martes ni te cases ni te embarques.
En menos de lo que canta un gallo. (sucederá rápido)
En perro flaco todo son pulgas. (al caído en desgracia se le agravan los problemas)
En tiempo de guerra cualquier hoyo es trinchera. (Pícaro, aunque esté fea la dama… merece)
En tiempo de guerra no hay misericordia.
En tierra de ciegos, el tuerto es rey
En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas.
En todas partes se cuecen habas
En viernes y martes ni te cases ni te embarques.
Enero y febrero, desviejadero
Enfermo que come y mea, el diablo que se lo crea
Enseñar al papa a rezar el padre nuestro
Éntrale a Torreón bailando
Éntrale Matías que de esto no hay todo los días (invitación al agazajo)
Entrar al aro (también: doblar las manitas se dice de quien ya cedió)
Entrar al quite (expresión taurina que indica quitarle el toro al torero emproblemado)
Entrarle a los cocolazos
Entre bomberos no nos pisamos las mangueras
Entre dos muelas cordales nunca metas tus pulgares.
Entre gitanos no nos leemos la mano
Entre la mujer y el gato ni a cuál ir de más ingrato.
Entre los parientes y el sol, entre más lejos mejor
Entre más te empinas, más el culo se te ve.
Entre santa y santo, pared de calicanto
Entre si es o no es, un mes.
Entregar el equipo
Era más grande el difunto (se le dice a quien le queda la ropa holgada)
Eramos pocos y parió la abuela.
Eres puro pico de pájaro nalgón.
Eres puro puro, y al amanecer… bachicha.
Errar es humano, perdonar es de sabios.
Es bueno el encaje, pero no tan ancho
Es de bien nacidos ser agradecidos.
Es la ley de Caifas: al fregado, fregarlo más.
Es la misma gata nomás que revolcada
Es la misma gata, nomás que revolcada.
Es mejor paso que dure y no trote que canse
Es poco el amor… y desperdiciarlo en celos
Ese pajarito, quiere su platanito
Espantar con el petate del muerto
Esperar el bien de Dios envuelto en una tortilla.
Esta mula es mi macho
Estar a dos velas
Estar a partir un piñón
Estar como la argolla; no se le encuentra la punta.
Estar como la carabina de Ambrosio
Estar como las semitas de Puebla, con la ganancia por dentro
Estar con madre
Estar con un ojo al gato y el otro al garabato,
Estar de mírame y no me toques.
Estar en ascuas
Estar en la lona
Estar en la olla
Estar entre la espada y la pared
Estar hasta el copete
Estar más puesto que un calcetín
Estar, una, en sus días
Estar, uno, que se le queman las habas
Estátelo tú en tu casa y no te lo mal emplees.
Este arroz ya se coció
Este pajarito quiere su platanito
Estirar la pata
Estos son méritos, y no los de don Porfirio Díaz.
Estoy que se me queman las habas
Excusa no pedida, acusación manifiesta

F
Fallar por un pelo de rana
Faltan ojos para ver las bellezas que hace Dios.
Farol de la calle y oscuridad de su casa
Favor con favor se paga.
Favor publicado, favor deshonrado.
Febrero loco y marzo otro poco
Feo como pegarle a Dios
Fuera de México, todo es Cuautitlán
Fuéramos pocos… parió la abuela
Fumar faros

G
Gallina que come huevo, ni aunque le quemen el pico
Gallina vieja hace buen caldo
Gallinas que duermen alto: con echarles maíz se apean.
Gallo que no canta, algo tiene en la garganta.
Gallo, caballo y mujer, por su raza has de escoger.
Gane mi gallo, aunque sea rabón.
Garañón que no relincha que lo capen.
Gato encogido, brinco seguro.
Gavilán viejo no chilla, nomás se arruga y encoge el ala.
Genio y figura hasta la sepultura.
Gimiendo y llorando, como en la salve.
Goza de tu abril y mayo, que tu agosto llegará
Grandotas, aunque me peguen.
Guarda y no prestes, porfía y no apuestes.
Guardar algo bajo siete llaves.

H
Hablando se entiende la gente
Hablo con el dueño del atajo, no con las cabronas mulas
Hablo con la bacinica, no con su contenido
Habló el buey y dijo “mu”
Habrá quien te quiera, pero no quien te ruegue
Hacer caravana con sombrero ajeno
Hacer circo, maroma y teatro
Hacer como vaca y cubrir como gato.
Hacer de chivo los tamales.
Hacer de tripas corazón.
Hacer mosca.
Hacer teatro.
Hacerle agua la conoa a alguien.
Hacerle mosca a alguien.
Hacerse bolas.
Hacerse de la vista gorda
Hacerse el que la vírgen le habla
Háganme favor del real que ya la mujer me acaba.
Hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre
Harina de otro costal.
Hasta aquí me llega el agua.
Hasta el santo desconfía cuando la limosna es grande
Hasta la pared de enfrente.
Hasta no verte Jesús mío.
Hasta que llovió en Sayula.
Hasta que se le hizo al agua.
Hay casas que ni jumean y por dentro están que arden.
Hay muertos que no hacen ruido y son más grandes sus penas.
Hay que aprender a perder antes de saber jugar.
Hay quien cree que ha madrugado y sale al oscurecer.
Hay quien mucho cacarea y no pone nunca un huevo.
Hay quien nace con estrella y hay quien nace estrellado.
Hay tiempos para tirar cohetes y tiempos para recoger las varas.
Hay veces que el pato nada y hay veces que ni agua bebe.
Hay veces que nada el pato y otras que ni agua bebe.
Hay veces que un ocotito provoca una quemazón.
Haz bien y no mires a quien.
Haz cien favores y deja de hacer uno, y como si no hubieras hecho ninguno.
Haz el bien sin mirar a quien.
Haz fama y échate a dormir
Házmela buena
Hazte arco, chirrión del diablo
He frito mi longaniza en mejores tepalcates
He visto caer palacios, cuantimás este jacal
Hecho la mocha
Hechos son amores y no buenas razones.
Hemos visto caer iglesias, cuantimás este jacal.
Hierba mala, nunca muere
Hijo de la china Hilaria
Hijo de la chinche prieta
Hijo de la guayaba
Hijo de la mala vida
Hijo de maguey, mecate
Hijo de mi hija, mi nieto será; hijo de mi hijo, sólo Dios sabrá
Hijo de tigre, pintito
Hijos crecidos, trabajos llovidos.
Hínquense que están alzando
Hombre prevenido vale por dos
Huye siempre de puerta abierta, perro gusgo y mujer deshonesta.
Huyendo del Señor de los Trabajos y hallando al Señor de las Necesidades.

I
Iguanas ranas
Indio que fuma puro, ladrón seguro
Ir en caballo de la hacienda
Ir hecho la mocha
Irse a la cargada
Irse a las greñas
Irse a pie
Irse con cajas destempladas
Irse con la canasta del mandado
Irse con la cola entre las patas
irse con la finta.
Irse con la hebra.
Irse de picos pardos

J
Jala mas un par de tetas que un par de carretas.
Jarabe de pico.
Jarrito nuevo ¿dónde te pondré?
Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como
Juega el pollo.
Jugar y nunca perder, no puede ser.
Juntos pero no revueltos.

L
La avaricia rompe el saco.
La bebes o la derramas
La burra no era arisca: la hicieron a palos
La burra no era arisca. La hicieron a palos
La cabra tira al monte y el capón al muladar.
La cabra tira al monte.
La cana engaña, el diente miente y la arruga desengaña.
La carne de burro no es transparente
La cáscara guarda al palo
La cobija y la mujer, suavecitas han de ser
La cobija y la mujer, suavecitas han de ser.
La comida y la mujer por los ojos han de entrar.
La corona que uno se labra esa se pone.
La culpa no es del gallo sino del amarrador.
La dicha de la fea la hermosa la desea.
La divina garza
La divina garza envuelta en huevo
La educación se mama
La esperanza es lo último que se pierde.
La esperanza muere al último.
La fruta bien vendida o podrida en el huacal
La ley de Herodes: o te chingas o te jodes
La Magdalena no estaba para tafetanes.
La mejor mula se me está echando
La miel en penca
La muía es muía y cuando no patea recula.
La muía es muía: cuando patea recula.
La mujer alta y delgada,, y la yegua colorada.
La mujer es como la sierra, trae y lleva
La mujer mala o buena más quiere freno que espuela.
La mujer que fue tinaja, se convierte en tapadera
La mujer que ha sido olla, se convierte en tapadera.
La mujer y la guitarra son del que las toca.
La mula no era arisca, la hicieron a palos
La mula no era arisca; la hicieron a palos
La ociosidad es la madre de todos los vicios
La ociosidad es la madre de todos los vicios.
La ociosidad es la madre de una vida padre
La paciencia es la madre de la ciencia
La palabra convence, pero el ejemplo arrastra
La práctica vale más que la gramática
La primera impresión es la que cuenta
La que al toser te entienda, tiene buena rienda.
La que de amarillo se viste, en su belleza confía
La rana más aplaudida es la que más recio grita.
La reata se revienta por lo más delgado
La ropa sucia, se lava en casa
La subida más alta es la caída más estruendosa.
La suerte de la fea la bonita la desea
La última paja rompe el lomo del camello
La vela se enciende al santo que la merece.
La verdad no peca, pero incomoda
La vergüenza en la mujer se conoce en el vestir.
La vergüenza pasa y la conveniencia se queda en casa.
La vida me quitarán, pero la querencia ¿cuándo?”.
La yegua debe tener barriga de doncella, pechos de casada y ancas de viuda.
Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón
Las cosas claras y el chocolate espeso.
Las cuentas claras y el chocolate espeso.
Las deudas viejas no se pagan y las nuevas se dejan envejecer.
Las gallinas de arriba, cagan a las de abajo.
Las mentadas de madre son como las llamadas a misa.
Las noticias malas tienen alas y las buenas andan apenas.
Las palabras son hembras, los hechos, machos.
Las paredes oyen.
Le pondremos Jorge al niño.
Le quedo grande el saco.
Le salió el tiro por la culata. (lo planeado falló y resulto en contra de uno mismo)
Le salió respondona la criada.
Les gusta la manta fiada, aunque se las den a real.
Libre Dios nuestros panales de esos que no comen miel.
Libreme dios de un rayo de un burro en el mes de mayo y de un pendejo a caballo
Líbrete Dios de los que ponen patitas y manitas.
Libro prestado, perdido o estropeado.
Llamarada de petate
Llegar la lumbre a los aparejos
Llenarle a alguien el buche de piedritas
Llevarse el gato al agua
Lloviendo me mojo
Lo bueno se va o se muere.
Lo bueno si breve, dos veces bueno y si malo, menos malo.
Lo comido y lo gozado es lo único aprovechado.
Lo cortés no quita lo valiente.
Lo fiado es pariente de lo dado.
Lo más claro es lo más decente.
Lo mismo es chile que aguja: todo pica.
Lo mismo es irse que juirse, que irse sin pedir licencia.
Lo poco asusta y lo mucho amansa.
Lo prometido es deuda.
Lo que con tus padres hagas con tus hijos lo pagas.
Lo que en el corazón está en la boca sale.
Lo que en tu casa no hay, sal a la calle y lo encuentras.
Lo que es para sí no es para nadie.
Lo que es parejo no es chipotudo
Lo que mortifica, ni se recuerda ni se platica.
Lo que natura no da, Salamanca no presta
Lo que no compran lo dejan tratado.
Lo que no fue en tu año, no fue en tu daño
Lo que no gastan en lágrimas lo gastan en suspiros.
Lo que no mata, engorda
Lo que no se gasta en lágrimas hay que gastarlo en suspiros.
Lo que no se ve no se vende.
Lo que no tiene remedio, remediarlo es imposible.
Lo que nunca he tenido ni falta me hace.
Lo que poco cuesta poco se aprecia
Lo que quieras de la cerca: pero de la huerta, nada.
Lo que repugna hace daño.
Lo que se da sin fineza se acepta sin gratitud.
Lo que tiene la olla saca la cuchara.
Lo que tú te hagas valer, te harán valer los demás.
Lo que uno granjea eso tiene.
Lo que uno no quiere el otro lo desea
Lo robado no luce pero mantiene.
Lo sacaron con los tenis por delante
Lobos de la misma carnada siempre andan juntos.
Los credos son buenos para espantar a bestias dañinas; pero acompañados de pedradas y palos.
Los dichos de los viejitos son evangelios chiquitos.
Los duelos con pan son menos
Los hombres en la cocina huelen a caca de gallina
Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad
Los patos le tiran a las escopetas
Los que están de Dios que mueran hasta lástima da que vivan.
Los toros se ven mejor desde la barrera
Los últimos serán los primeros
Los vivos viven de los tarugos, y éstos nomás de su trabajo.

M
Machetazo al caballo de espadas.
Madre que consiente, engorda una serpiente.
Madre que consiente, engorda una serpiente.
Maíz que no le ve la cara a mayo, ni zacate para caballo.
Mal de muchos consuelo de tontos.
Mal de muchos, consuelo de pendejos
Malo vendrá que bueno me hará.
Mandar a la porra.
Manos blancas no ofenden.
Más claro no canta el gallo.
Más hace una hormiga andando que un buey echado.
Más pronto que inmediatamente.
Más pronto que un parpadeo.
Mas que me tape el portillo me he de meter al corral.
Más rápido que inmediatamente.
Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
Más se perdió en el diluvio universal.
Más se perdió en la guerra.
Más se perdió en la guerra.
Más se siente lo que se cría que lo que se pare.
Más seguro más marrao.
Más vale amansar que quitar mañas.
Más vale estar mal sentado que bien parado.
Más vale llegar a tiempo que rondar cien años
Más vale llegar a tiempo, que ser invitado
Más vale malo por conocido que bueno por conocer
Más vale maña que fuerza
Más vale maña que fuerza.
Más vale pájaro en mano que ver un ciento volar
Más vale paso que dure y no trote que cance
Más vale prevenir que curar
Más vale que digan ahí va un puerco, que ahí va un cuerpo
Más vale que digan: aquí corrió, y no: aquí petateó.
Más vale querer a un perro que no a una ingrata mujer.
Más vale ser cabeza de ratón que cola de león
Más vale ser legales y caminar derecho.
Más vale tarde, que nunca.
Más vale un «toma» que dos «te daré»
Más vale un hoy que diez mañanas
Más vale un mal arreglo que un buen pleito
Más vale una colorada que cien descoloridas
Más vale una vez colorado que cien descolorido.
Más vale una vez colorado que ciento amarillo
Mátalas callando.
Mátalos en caliente
Matar dos pájaros de una pedrada
Matar víbora en viernes
Matrimonio y mortaja, del cielo bajan
Me admira que siendo arpero no sepa la chirimía.
Me cayó como patada de mula
Me cayó del cielo.
Me diste donde más duele.
Me diste en mi pata de palo.
Me gusta la orina, dijo el facultativo.
Me gustan las cuentas claras y el chocolate espeso.
Me haces los mandados.
Me mataste el gallo.
Me muerdo un güevo y la mitad del otro.
Me parece bueno el surco para echarle la semilla.
Me pelas los dientes.
Me salió respondona la criada.
Me tienes hasta el copete.
Me tienes hasta la coronilla.
Me vale gorro.
Me vale madres.
Me vale Wilson.
Mearse fuera de la bacinica.
Mejor es el cielo raso porque nada estorba el rezo.
Mejor se la lleve Dios que cualquier gavilán dañino.
Mentar la soga en casa del ahorcado
Meter en cintura a alguien
Meter la mano al fuego por alguien
Meter la pata hasta el pescuezo
Meterse al callejón de los madrazos
Meterse en camisa de once varas
Mientras hay vida hay esperanza
Mientras más botones, más ojales.
Mírame y no me toques.
Móchate
Mojicones en casa ponen orden.
Morder el anzuelo
Morder la mano que te da de comer.
Mucha jaula pa tan poco pajarito.
Muchos pocos hacen un mucho.
Muerto el perico para qué quiero la jaula.
Muerto el pero se acaba la rabia.
Muerto el perro, se acabo la rabia.
Mujer a quien le das lo que te pide, mujer que te dará lo que le pidas.
Mujer enferma, mujer eterna.
Mujer que habla latín, no tiene marido ni encuentra buen fin
Mula de 7 suelas.
Muy bien, que cantabais dije, mas no dije que cantabais bien
Muy pocos amigos tiene el que no tiene que dar.

N
¿No se te cae la cara de vergüenza?
Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira
Nadie es profeta en su tierra
Nadie es profeta en su tierra.
Nadie escarmienta en cabeza ajena.
Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
Naipe, tabaco, vino y mujer echan al hombre a perder.
Neblina en el cerro, seguro aguacero, neblina en el llano, seguro verano.
Ni buscarlas si se han ido, ni echarlas si no se van.
Ni chicha, ni limonada
Ni de chiste
Ni de relajo
Ni en casa de rico ni en puerta de pobre.
Ni grullo, ni grulla, ni mujer que arguya.
Ni pago porque me quieran, ni ruego con amistad.
Ni picha, ni cacha, ni deja batear
Ni sirvas a quien sirvió, ni mandes a quien mandó.
Ni tanto que queme al santo, ni tan poquito que no lo alumbre
Ni verlas cuando jilotes, ni esperar cuando mazorcas.
Ningún pinacate sube media pared.
Niño ahogado, pozo tapado.
Niño que no llora, no mama
No a todos les queda el puro, nomás a los hocicones
No andarse con medias tintas
No cae el rayo dos veces en el mismo lugar
No comas ansias
No compro nunca cebollas por no cargar con los rabos.
No crean que soy mala reala, lo que tengo es mal torcido.
No creer ni en el santo sepulcro
No da la talla
No da quien tiene, sino quien quiere
No dar paso sin huarache
No darse por vencido
No debe moverse el agua cuando no se ha de beber.
No dejar títere con cabeza
No dispara ni en defensa propia
No es buen garañón el que no aguanta patadas.
No es el león como lo pintan.
No es enchílame esta gorda
No es lo mismo chana que Juana
No es lo mismo Juan Domínguez, que no me chingues
No es lo mismo los tres mosqueteros, que veinte años después
No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia
No es oro todo lo que reluce
No hagan olas.
No hay albur sin vieja.
No hay bien ni mal que cien años dure
No hay bien que dure, ni mal que no se acabe
No hay borracho que coma lumbre
No hay cuervo que no sea negro
No hay de piña
No hay enemigo pequeño
No hay gavilán gordo, ni coyote barrigón.
No hay mal que dure cien años
No hay mal que dure cien años, ni buey que lo resista.
No hay mal que dure cien años, ni enfermo que lo resista.
No hay mal que por bien no venga.
No hay más amigo que Dios, ni más pariente que un peso.
No hay más cera que la que arde
No hay más grande desventura que servirle a la basura.
No hay más que dos sopas… y la de fideos ya se acabó
No hay milpa sin huitlacoches
No hay peor ciego que el que no quiere ver
No hay peor cuña que la de la misma madera
No hay peor lucha que la que no se hace
No hay peor sordo que el que no quiere oír.
No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue
No hay plazo que no se llegue, ni cuenta que no se pague.
No hay que buscarle tres patas al gato, sabiendo que tiene cuatro
No hay que buscarle tres pies al gato.
No hay que confundir enchiladas con chilaquiles.
No hay que dejar camino por atajo.
No hay que dejar el jorongo en casa, aunque esté el sol como brasa.
No hay que fiar en tiempo de aguas.
No hay que hilar tan delgado
No hay que meterse en la danza, si no se tiene sonaja.
No hay que poner todos los huevos en una canasta.
No hay que tragarlo de un trago, ni mascarlo de un bocado
No jales que descobijas
No la chiflen que es cantada.
No la chifles, que es cantada
No le aunque
No le busques chichis a las culebras
No le busques mangas al chaleco
No le busques ruido al chicharrón
No le busques tres pies al gato
No le hace que nazcan chatos con tal que resollen bien
No le hagas favor a un rico que no lo ha de agradecer.
No le pido pan al hambre, ni chocolate a la muerte
No le tengas miedo al chile, aunque lo veas colorado
No le tengo miedo al rayo, sino a la raya.
No levanta un popote
No mameyes en tiempo de manzanas
No me defiendas compadre
No me eche inglés
No me gusta nada. Nadita de nada
No me hablen de cosas agrias que se me destiemplan los dientes.
No me llenó ni una muela
No me quita el sueño
No me rajen tanta leña que ya no tengo fogón.
No me supo ni a melón
No me traigas tus nahuales, que se chahuistlean las milpas
No mentar la soga en casa del ahorcado
No mueva tanto la cuna que va a despertarme al niño
No necesito bules para nadar
No oigo, no oigo, soy de palo
No piensen que soy tan viejo, lo que pasa es que me corrieron sin aceite.
No piensen que soy tan viejo, lo que tengo es mal cuidado.
No por mucho madrugar amanece más temprano
No por mucho madrugar amanece más temprano.
No pueden con los ciriales y han de poder con la cruz.
No quiere la puerca el maíz, y hasta pizcarlo se anima.
No quiero que Dios me de sino que me ponga dónde.
No quiero queso, sino salir de la ratonera
No respondo chipote con sangre, sea chico, o sea grande
No rompe un plato
No saber lo que es amar a Dios en tierra de indios
No saca un chivo de un maizal
No sale de perico perro
No se asusten, palomitas, pichones ando buscando.
No se hizo la miel para la boca del asno
No se puede bailar con calzoneras.
No se puede chiflar y tragar pinole
No se puede mamar y dar de topes
No se puede repicar y andar en la procesión.
No se puede servir a dos amos.
No se puede sopear con gordas ni hacer tacos con tostadas.
No se puede soplar y comer pinole.
No se vale mano negra.
No se te cae la cara de vergüenza
No sea que se haga llaga y te supure al andar.
No seas mono porque te bailan.
No siempre está el palo pa’ cucharas, ni el cucharero pa’ hacerlas
No siento lo recio, sino lo tupido
No solo de pan vive el hombre.
No somos machos, pero somos muchos.
No soy monedita de oro pa caerle bien a todos
No te arrugues cuero viejo, que te quiero pa tambor
No te calientes granizo
No te conozco y si te vi no me acuerdo.
No te creo ni el bendito
No te fíes de indio barbón, ni de gachupín lampiño, de vieja que hable como hombre, ni de hombre que hable como niño
No te hagas guaje.
No te hagas pato.
No te hagas que la virgen te habla.
No te hagas rosca.
No te veo uñas pa’ guitarrero
No temas, que solo Judas temió
No tener madre.
No tener uñas de arpero.
No tener uñas de guitarrista
No tengo ni rey, ni roque, ni chucho (perro) que me ladre.
No tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre
No tiene la culpa la muía sino el que le hizo el favor.
No tiene piernas para charro
No tienes uñas de guitarrista
No todo el monte es orégano
No todo lo que brilla es oro
No todo lo que reluce es oro.
No todos los que chiflan son arrieros.
No vale un cacahuate
No vas a morir de parto, ni de cornada de burro
No vendas la piel antes de cazar al oso
Nomás barájenmelas despacio.
Nomás con que no me arree, aunque me desunza tarde.
Nomás mis chicharrones truenan
Nomás no muevan la hornilla, que se vuela la ceniza
Nomás porque parió la perra. ¿Denme un perrito,no?
Nomás ves burro y se te antoja viaje
Nunca come mi tía, pero caga cada día.
Nunca digas de este agua no beberé.
Nunca digas no, aunque te llenes de hijos
Nunca engordes puerco chico, porque se le va en crecer.
Nunca es tarde cuando el bien llega.
Nunca es tarde si la dicha es buena.
Nunca falta un roto para un descosido
Nunca las arañas mean, porque se chorrean las patas
Nunca llueve a gusto de todos.
Nunca los collones llenan los panteones.

O
¡Otra vez la burra al máiz!
O cabrestean o se ahorcan
O feliz o feliciano
O todos coludos o todos rabones
O todos coludos, o todos rabones.
O todos hijos o todos entenados
O todos hijos, o todos entenados.
Obras son amores, y no buenas razones
Ocasión perdida no vuelve más en la vida.
Oi l’agua
Ojitos de “ya me las pagarás”
Ojitos de engañaveinte
Ojo al parche
Ojo me hace la tristeza en medio de dos fandangos.
Ojo por ojo y diente por diente
Ojos que no ven corazón que no siente.
Ojos que se quieren bien, desde lejos se saludan
Ojos que te vieron ir ¿cuándo te verán volver?
Olla que no se menea, se quema.
Ora lo verás huarache, ya apareció tu correa
Ora me cumples o me dejas como estaba
Ora resulta que a Chuchita la bolsearon
Ora si violín de rancho, ya te agarró un profesor

P
¿Para que tanto brinco estando el suelo tan parejo?
Pa’ adivino, Salomón
Pa’ buena hambre no hay mal pan
Pa’ los toros del Jaral, los caballos de allá mesmo
Pa’ luego es tarde
Pa’ pendejo no se estudia
Pa’ sus pulgas
Pa’l baile vamos
Pagar el pato
Pagar justos por pecadores
Pagar los platos rotos
Palo dado ni Dios lo quita
Papelito, habla
Para cada perro cría Dios un palo
Para coger peces hay que mojarse el culo.
Para gato viejo, ratón tierno
Para las pulgas de…
Para mi la pulpa es pecho y el espinazo, cadera
Para que la cuña apriete, ha de ser del mismo palo
Para todo mal: mezcal; para todo bien: también
Para uno que madruga, hay otro que no duerme
Pásale a la báscula
Pásale a lo barrido, aunque regado no esté
Pasar la noche en blanco
Pasar una noche de perros
Patear el pesebre
Pedir chichi
Pelo en la oreja, ni duda deja
Pequeño se me hace el mar para echármelo de un buche
Perro ladrador, poco mordedor.
Perro que ladra no muerde
Perro, perico y poblano; no lo toques con la mano
Piensa el ladrón que todos son de su condición.
Piensa mal y acertarás
Piensa mal y acertarás, aunque alguna vez te equivocarás.
Piquete que va derecho, aunque te frunzas
Plato de segunda mesa
Poco es el amor y desperdiciarlo en celos.
Poco veneno no mata
Pocos pelos pero bien peinados
Poner como Dios puso al perico
Poner el grito en el cielo
Poner en tela de juicio
Poner la mano en el fuego
Poner los huevos en una sola canasta
Poner los puntos sobre las ies
Poner pies en polvorosa
Poner un cuatro
Ponerle a alguien una friega de perro bailarín
Ponerle mucha crema a sus tacos
Poquito se me hace el mar para echármelo de un trago
Por angas o mangas
Por el hilo se saca el ovillo.
Por el humo se sabe donde está el fuego.
Por la boca muere el pez
Por la noche todos los gatos son pardos.
Por mucho trigo nunca es mal año.
Por si las moscas
Por un perro que maté, mataperros me llamaron.
Primero es la obligación que la devoción.
Puras habas
Puro puro y al amanecer bachichaQ
¡Qué chulada de maíz prieto!
¡Que diga(n) misa!
¡Qué gacho, Nacho!
¡Que me duras calentura, ya llegó tu mejoral!
¡Quítate las espuelas, porque rompes el colchón!
¿Qué ha de dar san Sebastián cuando ni calzones tiene?
¿Qué bicho te pico?
¿Qué comes que adivinas?
¿Qué le debo al sol con que me haya calentado?
¿Qué mosca te picó?
Qué andas valiendo de ángeles habiendo tan lindo Dios.
Qué cuidas a la caña si ya se perdió el elote.
Que dice mi mamá que siempre no.
Que se haga la voluntad de dios en los bueyes de mi compadre.
Que suerte tienen los que no se bañan.
Quedar como el cohetero.
Quedar como el rosario de Amozoc.
Quedar como falda de hawayana.
Quedar como lazo de cochino.
Quedarle a uno muy grande el saco. (ser deficiente para tal o cual encomienda o puesto)
Quedarse de a seis. (quedar sorprendido, anonadado, estupefacto)
Quedarse sin el santo y sin la limosna.
Quedarse sin Juan y sin las gallinas.
Quema mucho el sol.
Quemar la pólvora en infiernitos.
Querer enseñarle el Padre Nuestro al Papa.
Querer es poder.
Querer jugar al toro sentado.
Querer mamar y dar de topes.
Querer venderle chiles a Clemente Jaques.
Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija
Quien a solas se ríe, de sus maldades se acuerda.
Quien bien te quiere te hará llorar.
Quien da primero, da dos veces.
Quien de amarillo se viste, de su belleza confía.
Quien duerme en el suelo, nunca se cae de la cama.
Quien escupe al cielo, en la cara le cae.
Quien ha bebido en pocillo, no vuelve a beber en jarro.
Quien hace lo que puede no está obligado a más.
Quien hace lo que puede, hace lo que debe.
Quien mal anda mal acaba.
Quien mucho abarca, poco aprieta.
Quien pobre anocheció y rico amaneció ¿de dónde lo cogió?
Quien quite es chicle y pega.
Quien reniega del presente, no merece el porvenir.
Quien se acostumbra a lo bueno, desprecia lo regular.
Quien se mete de redentor, termina crucificado
Quien siembra vientos, cosecha tempestades
Quien su mal encubrió, de eso murió
Quien tiene más saliva, traga más pinole
Quien vísperas adelante, que empuje, cumpla y se aguante
Quieres estar en misa y andar en la proseción
Quieres tirar cohetes y recoger las varas

R
Rascarse con sus propias uñas
Reconoces al cabestro en la primera potreada.
Regar el tepache
Regar la calzada
Resultó como la chia: espesa, babosa y fría
Rodando las piedras se encuentran.
Romper el turrón.

S
¡Si no es enchílame esta gorda! (significa: No es tan fácil)
¡Sopas perico! (se usa para enfatizar una gran sorpresa)
Sabe mas el diablo por viejo, que por diablo. (se refiere a la sabiduria de la experiencia)
Saber de que lado masca la iguana. (conocer los secretos en el manejo de algo)
Saber lo que se trae entre manos. (conocer los riesgos de algo)
Sacar a alguien con los tenis por delante. (sacar a alguien muerto)
Sacar el buey de la barranca. (Resolver un problema muy grave)
Sacar los trapitos al sol. (Exhibir lo que se conservaba celosamente oculto)
Sacristán que vende cera y no tiene cerería, ¿de dónde la sacaría? (obvio)
Sale junto con pegado. (Resulta lo mismo o peor)
Salió más caro el caldo que las albóndigas. (obvio)
Salir de Guatemala para entrar a guatepeor
Salirse del huacal
San Isidro Labrador quita el agua y por el sol
Sanseacabó
Santa cachucha
Santo que no es visto, no es adorado
Sarna con gusto, no pica.
Se acabo la papa
Se acabo lo que se daba
Se cayó de la reata
Se cree la muy muy
Se cuece aparte
Se dice el pecado pero no al pecador
Se dice el pecado, pero no el pecador.
Se encontró la horma de su zapato
Se hace chinche pa’que lo maten con chancla
Se hace pendejo solo
Se hace pesado el muerto cuando siente que lo cargan
Se hace que la virgen le habla
Se le cae la baba
Se le cae la cara de vergüenza
Se le cayó el teatrito
Se le cerró el mundo
Se le pasó la mano
Se le puso muy negra
Se le volteó el chirrión por el palito.
Se lo cargó el payaso
Se lo cargó el payaso
Se lo cargó la chinche prieta
Se lo llevó patas de cabra
Se me hace muy güera para ser de rancho.
Se me hace muy ojón para paloma.
Se me hace que eres puro puro y al amanecer bachicha.
Se me hace que p’a miar te sientas.
Se pasó de tueste
Se puso dura la cosa
Se quedó como el chinito: No más milando
Se salió con la suya
Se voló la barda
Según Aristóteles, un buey voló; como puede que si, puede que no
Ser burro que no rebuzna por miedo del aparejo.
Ser como el pobre venadito que baja al agua de día.
Ser como la chía: espesa, babosa y fría.
Ser como la muerte de Apango; que ni chupa, ni va al fandango
Ser como los cabestros que solitos entran.
Ser como los conejos: misteriosos y pendejos
Ser como los frijoles que al primer hervor se arrugan
Ser de armas tomar
Ser de los que aúllan cuando el coyote, hasta que se cansa y corre.
Ser de los que pierden las cuentas como las mujeres.
Si ayer porqué no. ¿Hoy por qué sí?
Si caes en mi tribunal, ni declaración te tomo
Si Chuchita ¡cómo no!
Si como lo menea lo bate, que sabroso chocolate
Si como lo mueve lo bate, que sabroso chocolate
Si con atolito el enfermo va sanando, atolito vámosle dando
Si con el cántaro sudas, ¿qué será con el chochocol? *vasija grande de barro
Si digo que la burra es parda, es porque tengo los pelos en la mano
Si esa araña me picara, San Jorge sería pendejo
Si no cabestrean se ahorcan.
Si no compra, no mallugue
Si no es enchilame otra.
Si no es la pata, es la oreja, pero algo le duele a la vieja.
Si no le tienes cariño a tu dinero, métete a minero.
Si quieres conocer a Andrés, que viva en tu casa un mes.
Si se acaba el mundo, me voy a Mérida.
Si te ensillan, masca el freno.
Si te vi, no te conozco.
Si una puerta se te cierra, mil te quedan.
Siempre hay un roto para un descosido.
Siempre pagan justos por pecadores.
Siempre que miro huacales, me acuerdo de mis gallinas.
Silencio ranas que va a predicar el sapo.
Sin pena ni gloria.
Soba de perro bailarín.
Sobre gustos no hay nada escrito.
Solitas bajan al agua, sin que nadie las arrée.
Sólo el que carga el costal, sabe lo que lleva dentro.
Sólo los guajolotes mueren la vispera.
Sólo que la mar se seque no me bañaré en sus olas.
Soltar un borrego.
Soltarse el pelo.
Son muchos los diablos y poca el agua bendita.
Son prietitos del mismo arroz.
Soñar no cuesta nada.
Subírsele a alguien a las barbas (No controla a su empleado, ya se le subió a las barbas).
Sudando la gota gorda.
Suegra y nuera, perro y gato, no comen en el mismo plato.
Suerte te de Dios, por lo demás, nada te importe.

T
También en San Juan hace aigre.
Tanto cuero y yo sin zapatos.
Tanto peca el que mala la vaca como el que le detiene la pata.
Tanto peca el que mata a la vaca como el que le detiene la pata.
Tanto quiere el diablo a su hijo que termina por sacarle un ojo.
Tanto tienes, tanto vales.
Tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe
Tanto va el cántaro al agua que termina por romperse.
Tanto va el cántaro al agua que termina por romperse.
Tantos años de marquesa y no saber menear el abanico.
Taparle el ojo al macho.
Tarde o temprano, todo se paga en esta o en la otra.
Te conozco cocolito desde que eras chimisclán.
Te dan la mano y te tomas el pié.
Te das golpe de pecho no más cuando te atragantas.
Te doy tres y las buenas.
Te lo dije, valedor, cuando uno no tiene cuerdas no se mete a cargador.
Te queda muy grande el saco. (Te queda grande el puesto, te falta preparación, capacidad, etc.)
Te quiero más que a mis chanclas viejas.
Te salvó la campana.
Te traigo en salsa.
Te veo muy ojón para paloma.
Te ven caballo y te prestan silla (barberos, quieren quedar bien contigo)
Tejones porque no hay liebres
Ten fe y moverás montañas.
Tener los huevos muy:(grandes, azules, etc.)
Tener oídos de tísico.
Tener todos los huevos en una misma canasta.
Tener vara alta.
Tengo malos ratos, pero no malos gustos.
Tirar a Lucas.
Tirar a matar.
Tirar la casa por la ventana.
Tirar la piedra y esconder la mano.
Toda casa dividida será destruida.
Todo cabe en un jarrito, sabiéndolo acomodar.
Todo da en el dedo malo.
Todo lo que escurra es miel.
Todo lo que escurra es miel.
Todos somos iguales, pero unos somos más iguales que otros.
Toluca, buen gente, no mata, nomás taranta.
Toma chocolate, paga lo que debes.
Toma chocolate, paga lo que debes.
Toma perro tu Apicán.
Tones pa’ los preguntones.
Tonto, tonto, pero voy a misa.
Trabajar con deudas es como acarrear agua en chiquihuites.
Traer a alguien arrastrando el ala.
Traer a alguien de la cola,(dominar a alguien).
Traer a alguien en salsa,(dominar a alguien).
Traer asoleado a alguien, (traer a alguien atemorizado).
Traer la música por dentro.
Traer por la calle de la amargura.
Trágame tierra.
Trato de fuereños, esquilmo de rancheros.
Trato hecho, jamás deshecho.
Treparse al guayabo.
Tu cantarás muy bonito, pero a mi no me diviertes.
Tú escupirás muy aguado, pero a mi no me salpicas.
Tus deseos son órdenes.

U
Un brinco no es la carrera.
Un clavo saca a otro clavo
Un dedo no hace mano, pero sí con sus hermanos
Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.
Un ojo al gato y otro al garabato
Un titipuchal
Una bola y dos montones
Una buena capa todo lo tapa
Una caminata de mil millas comienza con el primer paso
Una cosa es Juan Dominguez y otra cosa es no me chingues
Una de cal, por las que van de arena
Una golondrina no hace verano.
Una no es ninguna y dos apenas la mitad de una
Una pura y dos con sal
Una retirada a tiempo es una victoria
Una sopa de su propio chocolate
Una tamalera siente que otra se le ponga enfrente.
Una vez sobre la muía no le pierda las orejas.
Unos como saben y otros como pueden.
Unos corren tras la liebre y otros sin correr la alcanzan.
Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados
Unos tienen la fama y otros cardan la lana
Unos vienen a la pena y otros a la pepena
Untar la mano
Uñas señoras me lo regalaron

V
¡Valió madres!
¡Válgame San Cuilmas el petatero!
¡Vieja el último!
Va a estar en chino
Va de nuez
Vale bolillo
Vale más el collar que el perro
Vale más pájaro en mano que ver un ciento volar
Vamonos haciendo menos
Vámonos muriendo todos, que están enterrando de gorra
Vas que chutas.
Ve a ver si ya puso la marrana.
Velo y mortaja del cielo baja.
Velo y mortaja, del cielo bajan.
Venderle chiles a Clemente Jaques
Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
Verle a alguien la cara de pendejo.
Verle a alguien la P en la frente.
Ves burro y se te antoja viaje.
Ves la tempestad y no hincas.
Vete a ver la hora al reloj de Pachuca.
Viajar de mosca.
Viejo, pero no de todas.
Viejos los cerros y todavía reverdecen.
Vísteme despacio, que tengo prisa.
Vivillo desde chiquillo.
Vivir fuera del “presupuesto” es vivir en el error.
Vivito y coleando.
Volarse la barda.
Voltear el chirrión por el palito
Voy a mi arbolito.
Voy con mi hacha.
Voy derecho y no me quito, si me pegan, me desquito
Voy que chuto.

Y
¡Ya ni la chiflas!
¡Ya ni la raspas!
¡Ya parió la leona!
Y dale que ha de parir, mirando la noche que hace.
Ya Chole vendió su casa.
Ya comí, ya bebí, ya no me hallo aquí.
Ya está más pa’lla que pa’ca.
Ya estará jabón de olor.
Ya estaría de Dios.
Ya estuvo suave ¿no?
Ya le estamos, dimos, dando
Ya llegó el que andaba ausente
Ya llegó por quien llorabas
Ya lo dijo San Andrés: el que tiene cara de pendejo, lo es
Ya me da el cuarto.
Ya me voy con mi música a otra parte
Ya ni en la paz de los sepulcros creo
Ya ni la chiflas.
Ya no quiero queso, sino salir de la ratonera
Ya párale.
Ya párale a tu carro
Ya rugiste, león
Ya saliste con tu batea de babas
Ya se cayó el arbolito donde dormía el pavo real
Ya se hizo de mulas Pedro
Ya se le cansó el caballo
Ya se lo cargó el payaso
Ya te conozco, campana: no te vuelvo a repicar.
Ya te conozco, pepita, desde antes que fueras melón
Ya vas Barrabás.
Ya vas que chutas.
Ya voy, que me están peinando
Yegua grulla o flor de durazno, mejor asno.
Yegua mal arrendada, ni regalada.
Yerba mala nunca muere
Yo tengo el remedio y el trapito.
Yo viendo, me mojo

Z
Zapatero a tus zapatos

========================
Ollita que hierve mucho o se quema o se derrama, (p.52)
Ora sí que la fregamos: picados del gallo y zurrados del guajolote.
Pa los toros del Tecuán los caballos de allá mesmo.
Pagar en fres plazos: tarde, mal y nunca.
Pal mediodía que me falta como quiera lo completo, (p.255)
Para amores que se alejan., busca amores que se acercan, (p.311)
Para el amero, el aguacero, (p.51)
Para el desprecio, el olvido, (p.312)
¿Para qué comprar la tilma si se le han de hacer agujeros? (p.53)
Para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo. (p.!98ss, 219)
Para qué quiero jacal si aquí tengo mi jorongo. (p.295)
¿Para qué son las campanas si se asustan del repique?
Para qué son tantos brincos estando parejo el llano, (p.51)
Para que vean lo que es amar a Dios en tierra de indios, (p. 104)
Para rezar basta el jacal, (p.56)
Para todo alcanza el tiempo sabiéndolo aprovechar, (p.275)
Para uno que corre, otro que vuela (p.279)
Para uno que madruga, otro que no se acuesta. (p.279)
Parece que no quiebra un plato y es capaz de acabar con la locería, (p.68)
Pedir prestado ni a Dios, y regalado ni al diablo, (p.275)
Pelado que se ha encumbrado no deja de ser pelado, ¿>.200)
Peor que sembrar en el río: ni las semillas recoge, (p.100)
Perder con cuchillo mocho, (p.279)
Perro que ladra no muerde, (pp.41 y 51)
Perro que lame, acaba por sacar sangre, (p.208)
Poquito se me hace el mar para echar un buche de agua, (p.220)
Por las hojas se conoce el tamal que es de manteca, (p.232)
Por las vísperas se sacan los días, (p.242)
Por mi lado no hay porrillo: toda la cerca está caída.
Pulgas de esas no brincan en mi petate.

Sabias las locuras son,
Cuando sirven de saínete
A su tiempo, y en sazón,,
Lo cual muestra la ocasión
Ofreciendo su copete.

About these ads

27 abril 2012 - Posted by | literatura | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 Comentario »

  1. [...] http://tecoloteloco.wordpress.com/2012/04/27/la-lista-mas-completa-de-proverbios-dichos-y-refranes/ Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. [...]

    Pingback por PEñA NIETO EN LA IBERO « Al Pie de la Montaña | 15 mayo 2012 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.